Lo suficientemente invisible como para pasar inadvertido;
lo suficientemente visible como para no tener donde esconderme

25 abr. 2006

Especulación turística

[Aunque parezca una contradicción, trabajar en una agencia de viajes a veces no resulta muy "llevadero"...
Menos aún si las órdenes de arriba nos exigen NO vender hoy porque mañana todo aumenta]

-Buenas tardes. Quiero comprar un pasaje de ida a la Isla de la Fantasía -dijo el hombre apoyando dos maletas polvorientas en el piso.
-Acá sólo se venden pasajes de vuelta -contestó la chica.
-Bueno, entonces déme uno de vuelta a mi niñez -dijo el tipo sin inmutarse.
-A mí no me va a ganar -murmuró ella en tono inaudible para el entusiasta turista.- Solamente me queda un paquete de vuelta a la vergüenza.
-No me sirve. Yo ya vivo en la vergüenza.
-Claro, cómo no me dí cuenta -dijo ella mirándolo de arriba abajo. -Lo lamento. No quiere un viajecito por el mar del vochorno?
-Yo conocia el mar del "b"ochorno, con "b". Es lo mismo?
La chica lo observó con detenimiento. El hombre continuó animadamente:
-Es un mar donde los peces se te rien todo el tiempo.
-...
-... las sirenas te gastan.
-Je.
-... y las gaviotas te garcan.
-No conozco. Yo vendo pero no consumo. -contestó ella. Tras lo cual, y apesar de que no había absolutamente nadie más en el local, agregó:
-Quién sigue?

Gracias NsNc por la colaboración... ;)

18 abr. 2006

La vida en 8 x 8

Every move you make
I'll be watching you
- "Every Breath You Take", The Police

Quité mi vista del tablero después de algo más de 2 horas de juego. Tablas no era un resultado muy satisfactorio, claro, pero al menos no era una nueva derrota contra el viejo rival de mi infancia.
Absorto en la partida, no había notado mi entorno, el particular escenario que me rodeaba.
Me puse de pié. Me hallaba en un patio muy amplio con inmensos baldosones blancos y negros, dispuestos de manera intercalada.
Unos extraños personajes me observaban. Delgadas figuras, algunos a caballo, dos ancianos con coronas...
Todos contemplándose, quietos, en silencio, expectantes, -de algún modo sutilmente perceptible- impacientes.
Me alarmé.
Necesitaba urgentemente un espejo.
Necesitaba saber que pieza era yo en "ese" juego.

13 abr. 2006

Collar de weblogs - Parte I

[En el 2005 fue "Pasión de Bloguilanes", un éxito rotundo que impactó (?) a la comunidad bloguera superando las más alocadas expectativas. Este año, Principito presenta una superproducción que de seguro te mantendrá atado a tu silla. (Es preferible antes que romper a patadas el monitor no?)]

  • Introducción:
Esta no es la típica historia del joven del interior que triunfa en las luces de la Gran Ciudad. Tampoco es la clásica relación prohibida entre dos adolescentes ante la oposición de sus familias enemistadas. Ni siquiera es el relato de una invasión alienígena defendida hasta las últimas consecuencias por el presidente de todos. Mucho menos de las peripecias de un náufrago que logra sobrevivir en la soledad de una isla del Caribe espiando por cerraduras en la selva a salvajes amazonas bañándose en un río. No hay viajes al futuro ni al pasado, ni al mundial de Alemania. Es, en cambio, la magia de los instantes perdidos, el armonioso Universo transpirando en el bolsillo trasero de un pantalón de jeans gastado.
Con ustedes... Collar de weblogs... como la vida misma.

  • Episodio I: Encuentro cercano del peor tipo

Lavarse la cara en el baño del trabajo no es algo habitual pero puede ser de utilidad en algunas circunstancias, por ejemplo cuando la modorra acosa la mente desprevenida luego del almuerzo y es necesario que vuelva a estar "fresca".

Levanté la cara mojada para mirarme al espejo y sentí una palmada en la espalda. Giré la vista, un tipo de mi edad, joven (?), me observaba fijo.
-Tu blog no está pasando por un buen momento- me dijo.
-Eh? -fue lo único que atiné a decir confundido y sorprendido. Jamás había visto a ese hombre y era muy poco probable que alguien ajeno a la empresa tuviera acceso a ese lugar. Además nadie pero NADIE en la empresa sabía de la existencia de mi blog-. Quién sos?
-Si te digo que soy un ángel me creerías? -me preguntó. Vestía una camisa blanca, muy blanca, y sus ojos eran de una intensidad pocas veces vista. Su rostro parecía impecable y olía a jabón de bebé pero no resplandecía y tampoco tenía alas ni aureolas (al menos a la vista).
-Hmmm... no -respondí.
-Ok, entonces te diré la verdad...
-Bien.
-Soy Ramiro...
-El nuevo de Cuentas Corrientes? -me anticipé a preguntar.
-Sí, soy nuevo aquí aunque...
-...?
-No en el trabajo sino en todos lados -me dijo.
-No entiendo.
-Vengo de otro planeta.
-Ahhhh... bueno... -exclamé yo y lo más discretamente posible intenté dirigime a la puerta de salida temiendo que se tratase de un loco peligroso.

Ramiro con movimientos pausados cerró la canilla que yo había dejado abierta y me dijo con la vista fija en mis ojos:
-Tenemos que hablar a solas.
Yo no entendía nada.
Un murmullo iba aumentando en intensidad desde el pasillo. Era evidente que alguien se acercaba al baño.
-Humanos! -me dijo Ramiro.- Metete ahí- agregó señalando uno de los compartimentos diseñados para la evacuación de los residuos sólidos producidos por el proceso digestivo.
No sé qué se apoderó de mí, si miedo o simple estupidez. Preferiría pensar que una fuerza sobrenatural doblegó mi mente y me convenció de que lo mejor era hacer lo que él decía. Así que me metí en (bueno... uno de esos lugares con inodoro) suponiendo que Ramiro haría lo mismo en uno contiguo.
Lo cierto es que el desquiciado se introdujo en el mismo baño en el que yo estaba (!!!) antes de que pudiera cerrar la puerta.
Un par de voces que sonaban familiares se oyeron ingresando al lugar así que calculé que ya era demasiado tarde para salir del escondite y con mucha bronca por la situación dejé que Ramiro cerrara la puerta y me quedé inmovilizado por el pánico a su lado, la cara pegada a los fríos azulejos, deseando que la tierra (si es que estar en un segundo piso no complica las cosas) me tragara, pensando de que manera podría llegar a justificar ser visto en esa situación. Quién podría creer lo que pasaba sin imaginar lo peor?

Continuará...

7 abr. 2006

Metamorfosis de una convivencia en 7 etapas

See yourself
You are the steps you take
You and you - and that's the only way
Shake - shake yourself
You're every move you make
So the story goes
- "Owner of A Lonely Heart", Yes

  1. pienso - hablo - escucho - razono - acepto - cedo - perdono - olvido
  2. pienso - hablo - escucho - discuto - escucho - razono - cedo - perdono
  3. pienso - hablo - recuerdo - escucho - discuto - no escucho - razono - cedo
  4. hablo - discuto - no escucho - cedo - no razono - me evado - no olvido
  5. no hablo - discuto - no escucho - no cedo - no olvido - me evado
  6. no hablo - no discuto - no escucho - no razono - no olvido - me evado
  7. no siento - no cedo - no olvido - sueño - me evado

4 abr. 2006

Anidado

...el camino que los sueños
prometieron a sus ansias
- "Uno", E. S. Discépolo

Una y otra vez escribo y me leo y borro y reescribo y no puedo nunca redondear la idea de lo que quiero expresar. De qué se trata lo que escribo? Pues simplemente pretende ser un post en el que abro mi corazón y con toda franqueza explico como una y otra vez escribo y me leo y borro y reescribo y no puedo nunca redondear la idea de lo que quiero expresar.