Lo suficientemente invisible como para pasar inadvertido;
lo suficientemente visible como para no tener donde esconderme

20 dic. 2006

Heavy christmas!


Desquiciado, con el rostro desencajado pero no abatido.
Así, sin peinarse, sudoroso e impaciente. Así, en calzoncillos y con una musculosa con un pasado blanco ya lejano, el mismísimo Papá Noel, el gordito barbudo bonachón que cada año nos llena de alegría, me recibió en la "suite" de la pensión donde se está hospedando de paso por la Argentina.
Su viaje relámpago tiene como misión hacer un relevamiento nacional acerca de las necesidades infantiles en materia de obsequios y confrontarlas con las innumerables inocentes cartas de cara a la noche de Navidad, operativo que este año se ha dado en llamar "Primero occidente, las sobras al sur".

- Dale dale flaco que no tengo mucho tiempo eh -lanzó mientras entraba y se acomodaba en un sofá dejándome la puerta abierta para pasar.
- No puedo creerlo -dije-. Para mí, como periodista, es cumplir un sueño el hecho de...
-Ufff uffff!!! Bla bla bla!!! Tenés preguntas??? Hacélas pero no me hinchés las guindas papá.
-Estemmm... de acuerdo -dije tomando asiento perturbado por el incómodo momento.
-Disculpá pibe, disculpá... -dijo secándose el sudor de la frente con la mano derecha e inclinándose hacia atrás buscando serenarse.- Lo que pasa es que diciembre es de locos viste?
-Seee...
-Y yo digo: lo que no hiciste en todo el año lo vas a hacer ahora? Eh? Nah... el 2003 ya fué...
-2006
-Sí, yo qué dije? Uyyy bancá que hago un llamado.
-Sí, claro -respondí.
-... Torito.... cómo andás fiera? ... Sí? Y bueh, hay que darle pa'delante ... cucháme una cosa... me lo tendrás para mañana a la tarde? ... Uyy sí por favor te pido. Me salvás, no sabés como lo preciso... Sí, no te das una idea!... Claro, encima los taxis me ven así vestido y no me paran!... Uy buenísimo, no sabés como te agradezco Torito... sí, sí... me fijo... te llevo lo que puedo, vos no te hagas problema... Gracias che...

Después de cortar sonriendo me dijo:
-Torito es un amigo, es mi mecánico.
-Mecánico? Cómo? Y los renos?
-Ah no te conté? -me dijo ignorando por completo el hecho de que era la primera vez que hablabamos.- Hace un par de años ya los vendí. Bah, en realidad permuté los 6 renos por un "renó" 6.
-Je!
-Perdí guita. Los renos estaban como nuevos: patas nuevas, ópticas joya, tenían el tren delantero hecho nuevo... Sabés como los quería yo? En cambio este auto... que querés que te diga... va pa' trás. A la gente le gustará el efecto del humo blanco, parece muy navideño pero no es ningún efecto viste?

-Es notable con que facilidad usted se maneja con nuestro idioma!
-Eh? Si yo nací acá! Qué me decís?
-En serio?
-Claro, si soy más argentino que el Riachuelo!
Ni terminó de decirlo que estornudó estruendosamente. Con una de sus manos cubriéndose la nariz miró hacia un lado y hacia otro como buscando algo. Me hizo un gesto levantando las cejas que interpreté como de pedido.
-No, no traje pañuelo -le dije.
Giró todo su cuerpo sin levantarse y se estiró hasta alcanzar una caja a la derecha del sofá. Extrajo unos papeles escritos y con ellos se sonó la nariz repetidas veces.
-El cambio de clima me mata: hogar a leña, aire acondicionado, chimenea prendida...

Unos segundos después cuando ya parecia recompuesto notó mi cara de asombro.
-Qué? Qué pasa? -inquirió.
-Es que... no... no son cartas de los chicos? -dije espantado, señalando las pegoteadas hojas hechas un bollo a su lado.
-Boludeces.
-...
-Los pibes escriben boludeces, son máquinas de pedir y pedir basura china! Y sabés la de juguetes que ya vienen rotos de fábrica? No te imaginás! Al principio los devolvía pero es un quilombo, ultimamente los dejó así y que se arreglen...
-...
-Lo ideal sería que yo hiciera la devolución y los reyes después llevaran el juguete cambiado pero bah... mejor dejálo asi.
-Mmmmhhh... no se lleva muy bien con los reyes parece...
-No, lo que pasa es que me jode la gente que no quiere laburar viste? Si vamos al caso yo tendría que estar cobrando el triple de lo que gano ahora. Pero bueh... me la banco... y sabés por qué me la banco?
-Por la alegría de los chicos?
-Jajajaa. Vos si que me haces reír eh. Ay... me estás jodiendo no? Qué por los chicos! Jeje. De papá Noel no sabés el "arraste" que tengo.
-Eh?
-Seee... las mamitas de los pibes... te invitan a la casa, te tocan la barba, te convidan sidra ... ufff... en fin... no es por la guita que sigo.

Repentinamente desperté. Me incorporé en la cama riendo por el loco sueño. Miré la hora. Eran las 4:40. Apurado tropecé en la oscuridad hasta la sala de estar. Papá Noel seguramente ya habría pasado.
Y sí, debajo del árbol había un paquetito cuyo contenido adiviné aún antes de abrirlo.
"Otra vez medias", pensé y sin dejar de recordar el extravagante sueño nocturno leí con asombro y suma atención la pequeña tarjetita adherida al envoltorio.
Decía "Yo sí existo, el que no existe sos vos".

18 dic. 2006

Buenas noches

-Bueno, hasta mañana -le dijo Tomy a su papá.- Que descanses.
-No, no te vayas -contestó el padre con ojos suplicantes, acurrucándose en posición fetal sobre su lado derecho.
-Sshhhh... mañana hay que madrugar -dijo Tomy con un tono de voz que trasmitía mucha paz. Y caminando hacia atrás se retiró del dormitorio tratando de que ningún movimiento dificultara el camino de su padre hacia el reparador y misterioso mundo de los sueños.
Tomy estiró su manita hacia el interruptor de luz al salir.
-Tomy, dejala prendida por favor.

11 dic. 2006

Felicidad

Hace tiempo lo quería decir:
"Ya lo sabemos, el dinero no hace la Felicidad. Mas bien ésta reside en cancelar turnos para el dentista".