Lo suficientemente invisible como para pasar inadvertido;
lo suficientemente visible como para no tener donde esconderme

26 jul. 2005

"Hombre-partes" - Repuestos (Todas las razas)

Si Fuimos Carne De La Intriga Casquivana
Que La Imprudencia Del Rumor Hoy Desató
Y Descubiertos Por La Luz De La Mañana
Nos Castigaron La Desidia Y El Dolor
- "Irresponsables", Babasónicos

-Buen día- dijo Ernesto desenroscándose la mano derecha con la izquierda y colocándola sobre el mostrador.
-Si, qué se le ofrece? -preguntó la empleada del local sin el menor indicio de asombro.
-Venía a ver si me podían cambiar la mano. La compré hace unos días y está fallada. Quería que me la reemplacen.
-Tiene la factura? -preguntó la chica tomando la mano por la muñeca y examinándola como para comprobar el buen estado de la mercadería.
-Si, claro -se apuró a decir Ernesto atinando a tantear el bolsillo derecho de su saco con su brazo manco. -Uhhhh... cierto que me la saqué... es la costumbre.
-Pongasela si quiere y busque tranquilo -dijo la chica girando la mano para que el cliente la tome por su base como quien alcanza un cuchillo.- Total... ya bastante la habrá usado -agregó con algo de ironía.
-Gracias -dijo Ernesto mientras se oía el típico chasquido de los miembros artificiales conectándose a la red neuronal. Al instante la mano, como si siempre hubiese pertenecido a ese cuerpo, encontró la factura y se la dió a la empleada.
-Hmmmm... usted sabe que el plazo para cambios y devoluciones es de 48 hs... Compró la mano el jueves y ya estamos a martes!
-Si, lo sé... un problema familiar me impidió venir antes. Mi hermano es artesano y un canasto de mimbre le amputó una oreja.
-Uh... pobre.
-Además fijese que casi ni tiene uso la mano. No amasé pizza, no arreglé el auto, no me corté las uñas...
Otra vez se la desenroscó con un rápido movimiento y la colocó sobre el mostrador. Los dedos se contrajeron levemente hasta quedar en una postura relajada.
-Aún no me ha dicho que problema tuvo con la mano? -preguntó la joven mientras tomaba la mano entre sus manos y la examinaba con más detenimiento esta vez.
-Eee... bueno... en realidad la que se queja es mi mujer. Ella insistió en que viniera.
-Cómo es eso?
-Si, el punto es que solemos hacer algunos juegos de estimulación manual antes del acto sexual... Como para ir entrando en calor viste?
-Si si. Ahorrese los detalles mejor. -dijo ella algo incómoda por el imprevisto comentario.
-Bien. El tema es que cuando hago de manera vigorosa cierto movimiento repetitivo la mano deja escapar un chillido bastante molesto. El pudor me impide "representárselo" ahora acá pero creame que le digo la verdad.
La vendedora acercó los dedos de la mano artificial a su nariz para oler. Y aclaró:
-Tendríamos que revisar las cláusulas de venta. No sé si se contemplan devoluciones de esa índole.
-Le pido que me entienda. El sonido es angustiante y desconcentra a cualquiera. Es un inhibidor del deseo sexual.
-Lo entiendo lo entiendo. Mi ex tenía una cama con patas que chillaban de manera espantosa. Lo terminé dejando. Pero entiéndame usted a mí que no se trata de entender sino de respetar las cláusulas firmadas al momento de la compra.
La chica se disculpó diciendo que iba a hablarlo con su superior y se retiró llevándose la mano. Al minuto volvió con una respuesta:
-Mire, por única vez vamos a hacer una excepción con usted... y más teniendo en cuenta el problema de su hermano. Le permitiremos cambiar la mano por una nueva.
-Ahhhh... no sabe cuanto le agradezco.
-Eso sí. Le aclaro que de la "HND-230AB caucásica con vello" no me queda en stock.
-Ohhh.
-Me tiene que estar entrando el viernes- dijo ella mientras se preguntaba por qué día tras día seguía repitiendo esa frase tan poco feliz.
-Uh. Lo que pasa es que justo mañana tengo un evento viste?
-No entiendo.
-Soy peinador estilista.
-Ah caramba. En ese caso puedo ofrecerle otros modelos... Mmmhh... a ver... -dijo ella buscando en unos estantes repletos de partes humanas envasadas en nylon semitransparente.
-Esta está saliendo mucho ultimamente. -dijo mostrándole al hombre una mano de raza negra.- Es el nuevo modelo "afro lampiño".
-Hmmmm... no sé...
-Es lo que viene esta temporada eh. Está muy de moda y además combina con cualquier cuerpo.
-No sé, no me decido.
-Además de internet se puede bajar un par de plugins de percusionista que son asombrosos...
-Eso el modelo caucásico no lo tiene?
-No, los plugins de las manos caucásicas están casi todos orientados al manejo de celulares, controles remotos... -la chica hizo una pausa y mirando la mano negra agregó- Mire que robusta que es... Los dedos grandes, bien redondeados... Quiere probársela?
-Vos que decís? Le gustará a mi mujer?
La chica sonrió pícaramente.

[Esta vez el final lo ponen ustedes queridos lectores!
Un selecto jurado elegirá el mejor final. A inspirarse que el o la ganadora se harán acreedores de un viaje para dos personas en un micro de un conocidísimo hipermercado de la zona sur.]

21 jul. 2005

El cuerdo en la cuerda floja

Is this not what you expected to see?
If you wanna find out what's behind these cold eyes
You'll just have to claw your way through this disguise
- "In the flesh", Pink Floyd

-Bien, ahora te mostraré una serie de gráficos, unas imágenes en blanco y negro, 5 en total y tenés que decirme que es lo que ves en ellas- le dijo el psicólogo a Mauro.- No analices mucho la respuesta, más bien decime lo primero que te viene a la mente cuando ves el dibujo.
-Okey -dijo Mauro algo nervioso. El, desde un principio no estuvo muy convencido con eso de ir a terapia, digamos que lo hacía más por inercia que por convicción. A pesar de eso, quería aprovechar las sesiones al máximo y estaba dispuesto a poner lo mejor de sí mismo para obtener un resultado positivo de la experiencia.
-Decime, qué ves acá?- preguntó el profesional poniendo frente a Mauro la primera cartulina con manchas en blanco y negro frente a sus ojos.
-Eeeee... no vale decir manchas no?- bromeó Mauro.
El psicólogo sonrió levemente y espero la respuesta.
-Parecería una figura humana con sombrero.
-Hmmm... -acotó el doctor mientras tomaba nota de la respuesta.- Pasemos a la segunda. Qué es lo que ves?
-Eeeeee..... creo que una mesa con botellas.
-Ajá... y en esta? -preguntó el doctor mostrando la tercera imagen.
-Esto me recuerda a los campos de girasoles que veía en la ruta camino a La Pampa.
-Bien... girasoles... -repitió el doc tomando debida nota.- En esta?
-Uhhhh... eeeeeeee... no sé... ramas... hojas secas...
-Bueno, la última...
-Eeeeee... veo como un rostro de un viejito con anteojos y barba.
-Bueno, es interesante... -el psicólogo hizo una pausa tratando de ordenar sus pensamientos- En primer lugar es notable ver como usted evade la realidad, como trata de escapar y no la quiere asumir.
-Por qué me dice eso doctor?
-No ha notado la similitud entre las 5 imágenes?
-Si, todas son manchas negras y blancas.
-No no. Fijese bien hombre! No ve que todas ellas muestran a monos macacos en pleno apareamiento?

19 jul. 2005

El nombre de este planeta

So I walk up on high
And I step to the edge
To see my world below
And I laugh at myself
While the tears roll down
'Cause it's the world I know
It's the world I know
- "The World I Know", Collective Soul

El nombre de este planeta no debería ser Tierra, sino Injusticia.
Injusticia que no nos deja dormir mientras nos arroja los naipes sin mezclar a la cara. Injusticia que intenta convencerme de que Dios no existe, que el Azar y el Caos son los grandes soberanos. Injusticia que no conoce de medidas, de pesos, de marcas ni señales. Con sus infinitas lámparas de dolor que mientras alumbran mi andar encandilan mi Fé.

15 jul. 2005

Efemérides

I'm not living
I'm just killing time
Your tiny hands
Your crazy kitten smile

Just, don't leave
Don't leave

And true love waits
In haunted attics
And true love lives
On lollipops and crisps
- "True Love Waits", Radiohead


Hoy se cumplen 10 años del día "Q", el primer día de la Revolución.
Como olvidarlo? Si cierro los ojos y parece que hubiera sido ayer!
El Ejército de Grullas de Papel comandado por el Teniente Pedro "Patita" Suarez arriesgando su pellejo a vuelo rasante sobre el Pabellón 8. El heroísmo sin límites de la Morsa, envuelto en su inolvidable sábana del pato Lucas. La lluvia de goma espuma catapultada sobre el tiránico Cuartel General de los Enfermeros...
Me estremezco de emoción al recordar tantas noches de desvelo preparando cerbatanas de hule, cargándolas con minuciones de sopas no ingeridas escondidas en las sombras de nuestro Arsenal de Bodoques. O cargando nuestras almohadas con granitos de arroz pasados de cocción.
Y que decir de las ballestas invisibles que el bueno de Atilio capitaneaba por ser el único capacitado para verlas!
El "ruso" Mario y la titánica colecta de colchones para construir la barraca más grande jamás vista en todo el neuropsiquiátrico. Allí funcionaba nuestra incansable Base de Operaciones. Allí construimos nuestro portaaviones de vainilla. Allí decodificabamos los mensajes que nuestras cucarachas espías nos traían cada mañana de la Cocina. Allí plegabamos con pasión y esmero los paracaídas de nuestra Elite de Dromedarios Nivel 3 sabiendo a veces que ya no volverían.
Y vinieron las trincheras cavadas en el cielo raso, las trampas de estalactitas carnivoras, los pantanosos azulejos del baño, nuestras heroicas bajas... Marisa, nuestra mosca verde inmolándose contra el vidrio de la ventana.
Qué recuerdos maravillosos! Teníamos sueños, ideales. Sentíamos que podíamos vencer al mundo entero (incluída la nefasta bicicleta submarina pergeniada por el maléfico Doctor Claus).
Pero nosotros eramos mejores... más valientes, más inteligentes, desde todo punto de vista superiores.
Creo que medio Cielo ya ha sido nuestro desde el día en que decidimos responder a las inyecciones de calmantes con nuestras amargas grageas del Amor y nuestras certeras flechas del Perdón.


Y hoy, sorprendidos, decepcionados, hemos visto las noticias, hemos leído los diarios, escuchamos AM y FM y nadie pero NADIE recordó este hecho fundamental de la historia.
Hoy, a 10 años (o eran 9?) de aquél momento heroico parece que los medios simplemente se ocupan de cosas triviales.

14 jul. 2005

Loop

We thought that we had the answers
It was the questions we had wrong
- "11 O'Clock Tick Tock", U2

Verdaderamente se les había ido la mano con la reconstrucción del asesinato.
Es cierto que la magnitud del mismo (un tercio de la población del planeta había muerto en la masacre) lo ameritaba pero eso de aplicar los últimos conocimientos científicos a la resolución del crimen los había llevado demasiado lejos.
Estaban tan enceguecidos por hallar al culpable que decidieron reconstruir el episodio con exactitud milimêtrica. El mismo lugar, la misma hora del día, los testigos vestidos con la misma ropa... En fin, las tres primeras reconstrucciones se hicieron del modo habitual pero no arrojaron ningún resultado positivo y la disconformidad en la opinión pública era cada vez más notoria. Fue en ese entonces cuando se decidió aplicar los últimos hallazgos en "Migración Molecular Temporal" para volver hasta el día anterior al crimen. Para que las condiciones fueran lo más absolutamente similares al momento del asesinato se dispuso incluir al planeta entero en el proceso de viaje en el tiempo.
La técnica funcionó a la perfección. El tiempo REALMENTE retrocedió para los habitantes del pequeño mundo. Las víctimas aparecían de nuevo con vida, los objetos rotos aparecían otra vez enteros... La entropía se revertía sin dejar rastros. Aunque un detalle no se tuvo en cuenta: logicamente nadie recordaba ninguna reconstrucción! Todos volvieron a vivir los sucesos de las últimas semanas como si fuera la primera vez!
El crimen se volvió a cobrar las mismas víctimas, el dolor volvió a estremecer a los familiares. Una vez más nadie había visto nada y el asesino no podía ser hallado. Y así fue como se planificó la reconstrucción para hallarlo. Se llevó a cabo y otra vez vuelta a empezar.

Así encontró a este planeta la nave robot de reconocimiento proveniente de Tork. Así los halló, sumidos en el más incomprensible bucle cósmico jamás visto. Viviendo una y mil veces lo mismo... sin darse cuenta.

11 jul. 2005

El espanto

I'm wearin' fur pyjamas
I ride a hot Potata'
It's tickling my fancy
Speak up, I can't hear you
Here on this mountaintop
Woahoho
I got some wild, wild life
I got some news to tell ya
Woahoho
About some wild, wild life
Here comes the doctor in charge
Woahoho
She's got some wild, wild life
Ain't that the way you like it?
Ho, ha! Living wild, wild life.
- "Wild Wild Life", Talking Heads

Así es la vida. Todo bien y de pronto... el espanto.
Se esfumaron en un instante los buenos momentos del día y el terror se apoderó de mí.
Sentí vergüenza, pánico. Me insulté a mi mismo, a mi desgracia.
Me encerré en el baño. Y ahí me mantuve sufriendo, oculto bajo sus frías sombras blancas.
Un sudor helado recorría mi rostro. Las sonrisas parecían tan lejanas... perdidas en un pozo oscuro sin fin.
La soltura, las ganas de conocer gente, el placer sociabilizador... todo tirado a la basura. Mi imagen: aplastada sin remedio por un macabro y minúsculo dispositivo que -sin tregua- dominaba mi mente.
Y allí estaban mis manos... temblorosas... tratando de hacerle frente al futuro, un cruel futuro que me expondría sin piedad. Ya nada será igual mañana... si es que hay un mañana para mí después de salir a la luz.
Cómo hacerle frente a ese grupo de gente que me estaba esperando?
Cómo concentrarme en el futuro de la organización y en sus metas para este semestre?
Cómo ocultar lo evidente?
En definitiva cómo salir airoso de tan prestigioso encuentro sin que nadie se de cuenta, sin que nadie note ni por un momento que se me rompió el cierre del pantalón?

5 jul. 2005

Incrédulo

Ayer soñé
con los hambrientos los locos,
los que se fueron, los que estan en prisión.
Hoy desperté cantando esta canción
que ya fué escrita hace tiempo atrás
Y es necesario cantar
de nuevo una vez más...
-"Inconciente colectivo", Charly García


Hacía ya unos años que el gobierno global, mediante un despótico decreto, había prohibido la práctica de cualquier idea religiosa. El pueblo, no tuvo más remedio que someterse estoicamente al cumplimiento de tan dura medida.

Sin embargo, con el paso del tiempo, cada vez era más habitual encontrar cotidianamente singulares situaciones, como esta:

Las pesadas puertas que comunicaban el segundo vagón con el tercero se abrieron fugazmente dejando pasar -además del vertiginoso sonido de las vías- a un vendedor ambulante.
-Pañuelitos descartables!!!! A los pañuelitos!!! 4 paquetes por 1 peso! Para la dama... para el caballero... sigo entregandoooo...
El veloz vendedor, de unos 50 años y aspecto algo desprolijo, amagó a dejar 4 paquetitos sobre las rodillas de un muchacho que viajaba sentado y algo adormecido.
-No no. -le dijo al vendedor.- Yo no creo en "eso".
El joven pasajero se veía terrible! Su cara estaba muy sucia. En algunos tramos lucía brillante por la "pegajosidad". Unas marcas muy llamativas surcaban sus mejillas. Eran estelas, algunas ya secas, del material viscoso que segregaba sus fosas nasales. Además vestía un "castigado" suéter color marrón cuyas mangas y puños evidenciaban las mismas verdosas marcas que mostraba su rostro.
-Cómo que no cree mi amigo??!?! -dijo el vendedor sorprendido.- Pero fíjese nomás! Mírese usted mismo! No puede no creer!
-Discúlpeme. Yo no dije que no creo en los mocos. Sí que creo en ellos. Los admito, los acepto, me los banco. Son míos y no tengo ningún problema con ellos. Lo que no creo es en sus métodos de limpieza.
-Vamos hombre! -insitió el vendedor-. Deje la necedad de lado. Con un esfuerzo mínimo usted podría quedar limpio! Yo también he pasado por lo mismo. Y míreme ahora.
-Ya le dije que no quiero sus pañuelos!
-Piensa que es casualidad que yo esté en este preciso momento aquí hablando con usted?
El pasajero lo miró pensativo.
-No señor -continuó el vendedor-. No existen las casualidades, para todo hay un propósito.
El pasajero hizó un gesto de claro desprecio y se dispuso a ignorar al vendedor mirando por la ventanilla.
Sin más, el vendedor siguió su curso, algunos compraron, otros no.
En fin, como siempre ha sido.

No habían pasado ni 5 minutos del episodio cuando el pasajero no pudo evitar un estrepitoso estornudo. Los que estaban cerca y habían presenciado en silencio la conversación lo miraron detenidamente. Sus manos habían recibido el impacto de una pesada carga viscosa de color verde-amarillenta.
Se quedó un instante pensando que hacer. Al fin y al cabo, tal vez el vendedor tuviera razón. O tal vez solo era cuestión de buscar a alguien, apoyarse en alguien momentáneamente, encontrar algún desprevenido pasajero de sobretodo largo, saco o campera de lana que haga las veces de víctima.

4 jul. 2005

Laberinto

Turn around
Look at what you see
In her face
The mirror of your dreams
Make believe I'm everywhere
Hidden in the lines
Written on the pages
Is the answer to our never ending story
-"Neverending Story", Limahl

Lo novedoso del laberinto no era -como sucedía en el resto de los parques de diversiones- la sucesión de intricados pasadizos que dificultaban el hallazgo de la salida. No. En este laberinto la salida era lo más sencillo del mundo. Lo díficil, sin lugar a dudas, era encontrar la entrada.

1 jul. 2005

Las patas de la verdad

Viens ici, touche pas ça
Reste assis, va pas là
Fais comme ci, fais comme ça
Patati et patata
- "Dur dur d'être bébé", Jordy

La existencia de las cuerdas vocales no es argumento necesario y suficiente como para suponer que todas las consonantes están de la cabeza. Ni siquiera la Y.