Lo suficientemente invisible como para pasar inadvertido;
lo suficientemente visible como para no tener donde esconderme

16 jul. 2010

Post pos-mundial


Hey now hey now Don't dream it's over Hey now hey now When the world comes in They come, they come to build a wall between us - Crowded House, "Don't Dream It's Over"

Ahhh... terminó, ya pasó.
Y si algo le faltaba a este perdido blog para sumergirse en las oscuras aguas del olvido era la vorágine abrumadora de un mundial de fútbol.
Y yo qué podía decir? Qué arenga pseudo-nacionalista no quedaría ridiculizada con el paso de los días y la decepción de una derrota? Ustedes dirán que hay otros miles de temas para mencionar! Créanme, casi casi como que cualquier otro tema estaba vedado por mi mente. Los días se contaban de acuerdo a lo que faltara para el próximo partido y ningún plan, evento ni obligación podía superponerse con un partido importante sin que eso generara la mayor de las angustias.
Y... ahora... quedan secuelas... qué hacemos con toda esta pasión no canalizada, con todo este amor no correspondido hacia la pelota.

Es por eso que propongo algunas acciones terapéuticas para alivianar la carga decepcionante de no llegar a semifinales y así poder esperar saludables el 2014:
  • Participar de alguna marcha masiva (ejemplo a favor del matrimonio homosexual) incorporando los tradicionales cantitos de cancha: "Olé olé olé oléeee... Pu... tooooos... pu... toooos", "el que no salta es un straight!... el que no salta es un straight!", cerrando con el clásico "AR-GEN-TI-NAAA!!! AR-GEN-TI-NAAA!!! AR-GEN-TI-NAAA!!!"
  • Asistir a los actos escolares con exacerbado entusiasmo, coreando "Ohh ohhhh" en vez de la letra del himno nacional (claro, sin quitar la mano del corazón).
  • No esperar pacientemente en la fila del omnibus cual mansa oveja sino arengar a los potenciales pasajeros al constante grito de "VAMOOO!!!! VAMOOO CARAJO!!! VAMO LOCO VAMOOO!" Tal vez los dioses del transporte urbano se apiaden y el bólido arribe antes de lo previsto.
  • Recordar detalles de algún buen día que hayamos tenido y aplicarlos cabalísticamente en el tren lleno de la hora pico. "Disculpe, señor, mejor ubíquese detrás de mi como ayer que fue un buen día", "Señora, si no me equivoco ayer usted viajaba con su marido! Por favor no provoquemos un desastre!"
  • En el ámbito de la intimidad es tal vez en donde mejor podría aprovecharse esta energía futbolera. De por sí el orgasmo no debería ir acompañado de esos indescifrables gemidos sinsentido sino de un claro y contundente "GOOOOOOOOOOOL!!!!! GOOOOOOOOOOOOOOOOLAZO !!!!" Y claro, infinidad de frases podrían perfectamente aplicarse en diferentes momentos; eso sí su interpretación queda a criterio y discreción del lector: "Tocala tocala!!!", "Qué caño!!!", "Noo! Roja! Roja!", "Uhhh eso sí que estuvo cerca eh", "Vamos que ya estamos en los cuartos", "Con esa delantera hoy esto va a ser una fiesta!", "Um... me preocupa lo flojos que estamos abajo" y así sucesivamente.
Y a este post decadente solo le falta un final cursi:
Ahora que las vuvuzelas se acallaron miremos hacia adelante y esforcémonos por sobresalir en el partido mas importante, me refiero -ni más ni menos- que al El Partido de la Vida.