Lo suficientemente invisible como para pasar inadvertido;
lo suficientemente visible como para no tener donde esconderme

11 sep. 2009

Agresiones

My life ain't no holiday
I've been through the point of no return
I've seen what a man can do
I've seen all the hate of a woman too
- New Order, "Vanishing Point"



No podemos devorarnos todos los platos de agresiones que diariamente nos sirven. Son demasiados y nos hacen muy mal.
Dejémolos pasar, sin enojarnos ni sentirnos dolidos.
Y aún cuando se enojen sin motivos contra nuestra persona no lo tomemos como algo personal.
El agresor en realidad se enoja contra sí mismo, contra su frustración, su fracaso, su impotencia, su dolor. Nadie que se sienta bien con sí mismo se enoja fácilmente con otro.

7 ago. 2009

El Poder idiotiza

No te olvides del mamut
que no terminó el vermouth
- Los Piojos, "Civilización"

El Poder idiotiza? Nos mete humo y ruido en la cabeza de tal modo que nos perdemos en un pantano de confusión y la frivolidad?
No sé, no estoy seguro pero que haría o diría yo si tuviera poder? Qué, si estuviera entre los pocos destinados a ser oidos masivamente.
Si supiera que puedo influenciar, que mi propio pensamiento es tenido en cuenta... ¿no usaría ese poder para algo más edificante que toda la basura inservible, que toda la inmensa estupidez hueca y descartable que exponen aquellos que hoy gozan de ese malogrado privilegio?
Sí, no sé ustedes que pensarán, yo ya no tengo dudas, el Poder idiotiza.

21 jul. 2009

El fin de los Quimzoquis

Soledad sobre ruinas, sangre en el trigo
rojo y amarillo, manantial del veneno
escudo heridas, cinco siglos igual.

Libertad sin galope, banderas rotas
soberbia y mentiras, medallas de oro y plata
contra esperanza, cinco siglos igual.

En esta parte de la tierra la historia se cayó
......como se caen las piedras aun las que tocan el cielo
o estan cerca del sol o estan cerca del sol.

Desamor desencuentro, perdon y olvido
cuerpo con mineral, pueblos trabajadores
infancias pobres, cinco siglos igual.

Lealtad sobre tumbas, piedra sagrada
Dios no alcanzo a llorar, sueño largo del mal
hijos de nadie, cinco siglos igual.

Muerte contra la vida, gloria de un pueblo
desaparecido; es comienzo, es final
leyenda perdida, cinco siglos igual.

En esta parte de la tierra la historia se cayó
como se caen las piedras aun las que tocan el cielo
o estan cerca del sol o estan cerca del sol.

Es tinieblas con flores, revoluciones
y aunque muchos no están, nunca nadie penso
besarte los pies, cinco siglos igual.

- León Gieco, "Cinco siglos igual"

Tan injusto como culpar a Graham Bell por los llamados a deshora que recibimos de parte de los trabajadores de telemarketing sería culpar a los Quimzoquis por las desgracias sobrevenidas sobre sí mismos. Este primitivo pero noble pueblo aborígen, adoradores de una única deidad sobre cuyo promimente abdomen reposa la convulsionada Tierra... este pueblo digo no tenía la culpa de que ciertos códigos de Occidente coincidieran con sus costumbres.
Lo cierto es que desde sus orígenes los Quimzoquis tomaron la costumbre de mover la cabeza con leves movimientos de arriba abajo mientras hablaban. Esta expresión coincidía plenamente con el "sí" silencioso del mundo civilizado, idéntico gesto al que se hace cuando uno asiente con la cabeza en aceptación o para mostrar conformidad. Pero para los Quimzoquis esto no era más que buscar con cada dicho la aprobación de Feltuzca, el omnipotente dios hacedor de todo lo conocido y destinatario de tanta fe. La devoción incondicional de los aborígenes hizo que con el paso del tiempo ese movimiento de cabeza fuera algo totalmente automático y acompañara siempre cada cosa que se decía (ya sea que se tratase de la presencia de una tribu enemiga o de mofarse en secreto del nuevo corte de pelo del cacique).
Extrañamente las desgracias llegaron para este pueblo feliz con la llegada de los colonizadores españoles. Éstos últimos no entendían una sola palabra de los Quimzoquis pero creían ser entendidos al interpretar los movimientos de cabeza como plena aceptación de sus propuestas.
Esto libraba de culpa a los conquistadores que, siempre dispuestos a difundir su cultura y extender su dominio en base al consenso y a la democrática aceptación de sus ideas, ante cada pregunta recibían un "sí, por supuesto háganlo" ficticio, una demostración de conformidad no real, sólo fundada en sus involuntarios y condescendientes movimientos de cabeza. Cuando respetuosamente los adelantados se expresaban solicitando permiso parta tal o cual cosa interpretaban erróneamente la respuesta.
Así los Quimzoquis -a diferencia del resto de los pueblos nativos- perdieron todo: sus animales, sus tierras, su arte, su cultura, inclusive sus propias vidas. Lo que vino luego del exterminio fue doloroso: pobres conquistadores, dificilmente pudieron recuperarse del duro golpe que fue haber descubierto que se malinterpretó a este pueblo y que se lo aniquiló injustamente.

26 jun. 2009

El error



Uno de los principales asistentes se acercó al inmensamente iluminado Trono con su vista baja.
Sólo llegaba a captar las sandalias doradas y el brillo de unos pies poderosamente celestiales. La descomunal luz proveniente del Trono opacaba y cegaba cualquier intento de ver el rostro del Creador.
-Todopoderoso... no quisiera interrumpir su proceso creativo pero tenemos un incidente nivel 3.
-Nivel 3??? -dijo con asombro el número uno, siendo que en su condición de omnisciente no debería haber sido víctima de la sorpresa.
-Sí, la culpa es mía -admitió el asistente con pena.
-Empieza por decirme lo sucedido, no te culpes de antemano.
-Bueno... usted sabe qué pasó...
El Creador esperó en silencio como si de todos modos le fuera necesario escuchar lo que ya sabía.
-Entre los componentes que me solicitó para la mezcla, para la preparación de ayer...
-Sí?
-La cuestión es.... un componente prohibido se derramó y se mezcló con el resto en la composición de un cuerpo celeste, de un astro... más específicamente de un planeta.
-Recuerdas cuál?
-Sí, es el tercer planeta en órbita al sistema solar que preparamos hace un rato.
-No no, lo que te pregunto es cuál componente prohibido se ha mezclado?
-El componente en cuestión es... -parecía no tener suficiente coraje para decirlo- es... es... uno etiquetado con la palabra...
-Todos están etiquetados, Yo soy el Orden no lo olvides. Qué dice la etiqueta?
-"Vida" -reconoció el asistente cayendo de rodillas, implorando entre sollozos el divino perdón.

19 jun. 2009

Corruptocracia

I will stop
I will stop at nothing
Say the right things
When electioneering
I trust I can rely on your vote
- Radiohead, "Electioneering"

Argentina (para el 50% que según las estadísticas ingresa desde afuera a este blog) está pasando una vez más por un proceso eleccionario. No les estaría revelando nada nuevo si les dijera que los políticos en su campaña dicen SIEMPRE simplemente lo que ellos consideran que uno quiere escuchar, independientemente de lo que piensen hacer una vez en el poder.
Teniendo en cuenta esa premisa, quería compartir con ustedes lo que sucede en una intendencia del conurbano bonaerense. Y es que la delincuencia y la corrupción ha alcanzado un nivel tal que los candidatos se promueven con slogans como:
  • "Por un crimen más organizado"
  • "Salí de caño con Ramirez, un candidato re-puesto"
  • "La ilegalidad al poder"
  • "Este domingo ganamos por robo"
  • "Por un pueblo con igualdad de drogas para todos"
  • "Unidos... no habrá honesto que nos detenga"
  • "Panisi, merca de la buena"
  • "Luppét, el candidato sin ley"
  • "Nosotros robamos, deje de ser víctima y únase a nosotros"
  • "Basta de inseguridad, armas gratis para todos"
  • "Los anteriores hicieron todo mal. Volvamos a empezar: por un pueblo sin educación, asfalto ni semáforos".

No se asusten, fue ficción pero espero no haber profetizado el futuro.

16 jun. 2009

Rolando, el cosmonauta freelance - episodio III

Nos quedamos por tener fe
nos fuimos por amar.
Ganamos algo y algo se fue.
Algunos hijos son padres
y algunas huellas ya son la piel
Huellas en el mar
sangre en nuestro hogar
tenemos que ir tan lejos
para estar acá, para estar acá
- Charly García, "Plateado Sobre Plateado (Huellas en el Mar)"

Ver:
Episodio I
Episodio II

- EL FINAL -

Admito que me molestó un poco la actitud de Osvaldo al gesticular burlándose de Rolo que ante todo era un buen vecino, más allá de las peculiaridades derivadas de su insólito trabajo.
Así que -un poco para evitar la exposición en ese jardín de chusmas que es mi barrio- invité a mi vecino cosmonauta a pasar a casa para tomar unos mates y así poder seguir descubriendo algo de sus fantásticas aventuras.
-Bueno, paso pero sólo un ratito porque Estela me espera -me aclaró.
Un rato más tarde, mientras sonreía levemente me dijo:
-Sabías que el mate no es de acá no?
-No me digas que los uruguayos están intentando arrebatarnos nuestra tan bella creación!
-No no, no me refería a ellos, sino a los Gurlotes, un noble pueblo de las afueras de la galaxia -me explicó Rolo con los ojos llenos de entusiasmo-. Hace unos siglos estuvieron por acá y crearon esta bebida que en un principio saboreaban usando como recipiente la cavidad de medio cráneo humano.
-Uhhh! Qué espanto!
-Sí, pero enseguida notaron que les provocaba muchas ganas de orinar y eso afectaba sus largos viajes, así que dejaron de prepararlo y los antiguos nativos incorporaron el invento a su vida. Podría decirse que la raza humana sobrevivió al exterminio gracias a las propiedades diuréticas del mate.
Repentinamente, como si olas de sentimientos profundos hubieran golpeado las costas erosionadas de su rostro, mi vecino miró hacia abajo como ocultando su emoción y me dijo:
-Yo me metí en este duro oficio porque soñaba con la compañera perfecta y suponía que era necesario buscar mucho para encontrarla... El universo es tan grande... hay infinidad de vidas pululando al calor de las estrellas... qué egocéntrica idea podría hacernos suponer que la mujer ideal estaría cerca nuestro?
Me concentré en mi vecino, poniendo toda mi atención en sus palabras.
-Así fue como quise explorar otros mundos, conocer seres nuevos...
-Y lo lograste? -pregunté.
-Claro! Pero en ningún planeta hallé la felicidad... Y eso que recorrí muchos astros! Incluso me enamoré perdidamente hace unos años de una Arracnona divina. No sabés cómo besaba con sus cinco labios tentaculares.
-Agghhhh!!!
-Sí, yo creí que ella era la mujer perfecta con la que pasaría el resto de mi vida... sin embargo dos semanas después de depositar mi cohete en su dársena -a estas alturas yo ya no sabía si lo último había sido una simpática alegoría o una simple verdad literal y no estaba dispuesto a preguntarlo- ella me dijo que ya no me amaba, que todo había pasado muy velozmente. No la culpo -agregó Rolo-, el promedio de vida activa de una Arracnona no supera los 10 años terrestres, luego ya se funden con otras en un capullo viscoso verde.
Yo había quedado sin palabras, cualquier acotación me resultaba imbécil.
-Y Estela... -concluyó-... ay... Estela... ella es todo para mi, es mi vida... y sabés donde la conocí?
-En la agencia espacial rusa? -arriesgué.
-No, en la feria de los miércoles, acá a unas cuadras comprando acelga... Qué me decís?! Yo surcaba los cielos buscando el amor y mi media naranja estaba aquí nomás!
-Sí, asombroso -dije no muy convencido.
La charla siguió por un rato y luego Rolo se disculpó, agradeció cortésmente y se fue dejando en el tintero algo que me llenaba de nervios y emoción:
-Te animás a venir mañana conmigo? Tengo un viajecito acá cerca a una luna de Urano y te veo tan entusiasmado que podrías acompañarme.
Logicamente accedí con mucha gratitud y muchos temores pero la propuesta no podía ser rechazada.
Así es que dormí muy poco, atormentado de a ratos por la ansiedad y la sed por ver paisajes imposibles jamás vistos por ojos terrestres.

Por la mañana, con la mente confusa y la vista herida por los rayos de sol que se filtraban por la persiana, sentí una sensación muy extraña.
-Dale dale que tenés visitas! -me gritó una voz haciendome saltar de la cama. Un libro de Isaac Asimov cayó al piso (evidentemente me había quedado dormido leyéndolo).
Osvaldo! Claro, el vecino burlón con un delantal blanco me sacaba de la cama a empujones muy groseramente.
-Dale que es domingo, tenés visitas, tu mujer te está esperando -gruñó.
"Mi mujer?", pensé... "De qué me habla?".
Tercer pasillo a la izquierda, escaleras hacia abajo (ya me conocía el camino de memoria) y a lo lejos en el salón de visitas pude ver a Estela! Sin el encanto y la alegría de ayer, hoy se la notaba preocupada y abatida. Súbitamente interrumpió la charla con un hombre también de blanco al verme venir.
-Qué hacés acá? -pregunté-. Y Rolo? Te dijo que lo voy a acompañar hoy al espacio?
Estela bajó la vista y se tapó con una de sus manos temblorosas. Estaba llorando tal vez?
-Otra vez con lo de Rolo? -dijo en voz muy alta, ofuscada, como herida profundamente por mis palabras-. Cuando vas a entender que él ya no está, que ya no va a volver! Ojalá pudiera deshacer las cosas, dominar las tinieblas de la muerte, deshacer el tiempo...
"Pobre Rolo", pensé, "Estela se volvió loca".
Esta situación ya no me agradaba en absoluto. Sinceramente deseaba que este extraño encuentro terminara cuánto antes. Miré un reloj colgado en una blanca pared no muy lejana. Uh... ya eran las 9 y yo seguía en pijamas.
-El doctor Osvaldo me dijo que estabas mejor pero veo que se equivocó... -agregó Estela rompiendo en llanto desconsoladamente.
Yo no sabía que hacer para calmarla. Imaginense la situación! "Esta mujer necesita ayuda", pensé. Pero qué podía hacer yo? Encima justo ahora que necesitaba apurarme; necesitaba hoy más que nunca vestirme y prepararme! Justo hoy que mi sueño se iba a hacer realidad y Rolo iba a estar esperándome para ir al espacio!

2 jun. 2009

Números al sol

Bien sabemos cuando hablamos de estadística que los fríos números no lo son tanto si los apilamos al sol o los calentamos a baño María. En esta ocasión y mientras palpitamos el final de "Rolo, mi vecino el cosmonauta freelance" quería compartir con ustedes algunas curiosidades acerca de la gente que visita este querido blog.

1.Argentina9,19650.0 %
2.Chile1,93510.5 %
3.Mexico1,8019.8 %
4.Spain1,4978.1 %
5.Peru6393.5 %

Es curioso ver que exactamente la mitad de mis visitantes son argentinos y luego hay mucha visita latinoamericana cosa que me enorgullece (???). En 6to lugar aparece USA confirmando lo que temíamos; están en decadencia irremediablemente. La ciudad que más visita mi blog es Buenos Aires, cosa que sin dudas acelerará su colapso.

Llamativamente el jueves es el día de mayor actividad y el sábado el de menor. Entre las 15 y las 18 se produce la mayor cantidad de visitas.

Por otro lado es grato ver que Firefox reina entre los browsers usados para visitarme:
1.Mozilla Firefox 3.x45.7 %
2.Internet Explorer 7.x25.7 %
3.Internet Explorer 6.x20.0 %
4.Internet Explorer 8.x5.7 %
5.Safari 3.x2.9 %

y que mis lectores no están tan locos como para confiar masivamente en Windows Vista todavía:
1.Windows XP77.1 %
2.Windows Vista17.1 %
3.Windows 20002.9 %
4.Mac OS2.9 %
(Incurrí en una contradicción al decir "mis lectores" y "masivamente"?)

Y por último, la frutilla de la torta: las palabras que llevan a desprevenidos cibernáutas a terminar en mi blog. O sea, qué buscan en google para terminar entrando aquí?
"Pánico escénico" combinada con "como vencer", "tratamiento para" son las más comunes pero hay casos muy locos: "planos de postas", "los mejores discursistas del mundo", "mi mujer me tiene es sometido de cada loco", "fotos paranormales de beatriz salomon" y "la ciega muda y la sorda muda".

En fin... hay cada uno surfeando la net!... hay que tener cuidado.

Toda esta info la podés obtener suscribiendote a Motigo

15 may. 2009

Rolando, el cosmonauta freelance - episodio II

She packed my bags last night pre-flight
Zero hour nine a.m.
And I'm gonna be high as a kite by then
I miss the earth so much I miss my wife
It's lonely out in space
On such a timeless flight
And I think it's gonna be a long long time
Till touch down brings me round again to find
I'm not the man they think I am at home
Oh no no no I'm a rocket man
Rocket man burning out his fuse up here alone
-Elton John, "Rocket Man (I Think It's Going To Be A Long Long Time)"

EPISODIO I

Lo que Estela portaba con urgencia en su mano derecha era un recipiente de color celeste tipo tupperware.
-Buen día- dije tratando de parecer lo más natural posible en medio de una situación tan poco natural.
-Hola hola -dijo ella-. Este Rolo es un nabo, siempre se olvida la vianda.
Claro, pensé, al fin y al cabo el trabajo de Rolo debería convertirse en algo habitual y rutinario y por lo tanto vivirlo como cualquier otra labor terrenal.
-Siempre le preparo unas empanadas de carne y se las olvida! -me explicó frustrada. -El tema es que después termina comiendo cualquier porquería por ahí y si no me equivoco hoy iba a Buowa donde se zarpan con el picante.
-Pero entonces esas pildoras alimenticias que se ven en los documentales son una falacia? -pregunté.
-Hace años que por los recortes de presupuesto no las dan. Al principio las habían reemplazado por barras de cereales, las que luego fueron reemplazadas por wikones, que en dialecto Erteridino significa Guaymallén de chocolate.
Estela estaba lejos de la típica imagen de ama de casa adicta a las telenovelas. Se veía como una mujer culta, con buena dicción y gran amabilidad.
-Y bueh... espero que no las haya olvidado a propósito -dijo con pena.
-Y por qué haría eso?
-Porque un par de veces me dijo que las empanadas de carne eran complicadas para comer en el espacio. Sin gravedad el relleno empieza a salirse... es un quilombo. Una vez le hicieron pagar a él el arreglo de unos controles de la nave después de haber encontrado salsa de tomate entre los circuitos...
-Qué barbaridad -fue lo único que atiné a comentar.
-Ahora espero esta vez que no tenga problemas y vuelva mañana como me dijo.
Era una pena que yo debía irme a trabajar, escuchar a Estela relatando esas anécdotas tan bizarras era un placer. Eso sí, me insistió tanto con que me lleve el tupper que terminé accediendo.
-Sino te lo llevás lo voy a terminar tirando -me había dicho. Así que partí hacia mi diaria labor con la vianda de Rolo que sería mi almuerzo.
Esa misma tarde, al doblar la esquina de mi casa de regreso, me topé con Osvaldo, un buen vecino de la cuadra. No pudiendo soportar la tentación le saqué el tema de Rolo y su cohete.
Sin dejarme exponer mi opinión al respecto acotó:
-Uhhh pobre Rolo... yo lo conozco de chiquito, siempre le faltaron unos caramelos en el frasco. Cualquier día de estos lo internan.
-Peroooo Osvaldo... nunca viste cuando el cohe...?
-Encima ahora está peor! -me interrumpió. -Sabés desde cuando está peor? Yo te voy a decir: desde que se juntó con la mina esa.
-Estela?
-Seee... no sé cual de los dos está más rayado.
A partir de ese encuentro con Osvaldo decidí empezar a manejar el tema con mayor cautela, ya que al parecer el barrio estaba repleto de ciegos que descreían de mi vecino el cosmonauta.
Ese mediodía disfruté las sabrosas empanadas y me sorprendí al encontrar una nota dentro del tupper con el texto:

Rolo, te amaré siempre. Buen viaje

Fue solo 2 días después cuando encontré a Rolo en la puerta. Se lo notaba cansado, abatido diría.
-Hoolaa -dije animado-. Cómo te fue en el viaje?
-Ahhh vos me crees?
-Claro! Bah... en realidad no que quedó otra opción que creerte... Es que vi y escuché cuando tu nave despegaba.
-Seee... es un fierro viste? -pareció recobrar el ánimo al mencionar a su metálico corcél-. El tema es que es modelo 75, ya está viejito. Además es pesado, no tiene pique y te come vivo. Eso sí: nunca me dejó a gamba. Y otra a favor es que ya no pago patente.
-Y el viaje cómo estuvo?
-Ahhh sí... el viaje... bien aunque la "caminera" Enceladiana me retuvo un par de horas en el cinturón de asteroides, un bajón.
-Pero por qué te pararon?
-Viste cómo son... siempre algo te encuentran. Les tuve que tirar un hueso.
-Unos pesos?
-No no. Un hueso! Siempre llevo alguno por si me paran. Es que ellos son invertebrados y adoran los huesos terrestres.
-Increíble -ahora las preguntas se amontonaban en mi mente pujando por salir a luz. No sabía por donde empezar. Quién sabe qué increíbles mundos llenarían la vista de mi vecino en sus fantásticos viajes interplanetarios.
-Y el cohete? -opté por la más sencilla.
-Je... la computadora se tildó y aterricé como a 50 kms de acá. Bah.. no se tildó. Es un bug que tiene el WinRocket, es un software de mi%rda!
-Ja!
-Cuando empecé en esto era distinto. Yo era soltero y todo eso pero ahora ya estoy cansado, quiero un laburo más tranqui, extraño a Estela cada vez más.
-Parece que la adoras no?
-Sí, ella es de otro planeta.
-No me digas que ella... ? -pregunté con asombro.
-No no no, -dijo sin dejarme terminar-. Digo que es de otro planeta por cómo es. Para ponerte un ejemplo te cuento que entra al supermercado y sólo recorre las góndolas que necesita.
-Eso sí que es asombroso!
-En realidad yo me dediqué a esto porque buscaba algo -continuó Rolo como queriendo confesarme algo.
-Buenas -gritó al pasar por la vereda de enfrente Osvaldo. Cuando levanté la vista giró su dedo indice cerca de su oreja como evidente señal de que Rolo estaba loco.

Continuará...

Quién estará más loco? Rolo, Estela, Osvaldo, Principito o USTED MISMO?!?!
Conoceremos el espacio exterior a través de los ojos fiables de nuestro noble relator?
La carne picada tripulante de esas empanadas provendría de algún ser alienígena muerto?
Terminará esta historia generando una seguildilla de incoherencias descabelladamente insoportables al igual que la serie Lost?

Amigo: No toque su televisor, el desenlace está cerca!

22 abr. 2009

Rolando, el cosmonauta freelance

Doctor doctor
Can't you see I'm burning burning?
Oh doctor doctor
Is this love I'm feeling?
- Thompson Twins, "Doctor! Doctor!"

Practicamente no pude aguantar la carcajada aquella mañana en la que mi vecino Rolando me dijo que era cosmonauta.
Anteriormente me había sugerido que él solía estar de viaje por causas laborales.
-Al interior o al exterior? -inquirí.
-Al exterior exterior -me dijo Rolo-... al espacio exterior.
-Je... -mi incipiente risa rebotó contra su rostro serio.
-Soy contratista, le facturo al gobierno ruso...
-Eh?
-Sí, soy una especie de cosmonauta freelance. No pertenezco a la agencia espacial rusa.
-Pero...
-Sí, puede sonar raro -me aclaró- pero el punto es que no quieren planteos sindicales y han tercerizado muchos de sus recursos.
Yo no sabía que responder. Su tono era más que razonable y creíble, el contenido de sus palabras no tanto. Le seguí la corriente:
-Así que astronauta...
-No no, cosmonauta! Astronautas son los yankies -aclaró con tono despectivo.

No será muy difícil de imaginar como habrá quedado de perturbada mi mente luego de esa primera conversación con Rolando, mi vecino.
Pasaron los días y yo seguía sonriendo cada vez que recordaba el suceso, asombrándome de la locura interminable de la fauna de mi barrio.
Sin embargo unos días más tarde un fabuloso estruendo me despertó a las 6 y media de la mañana. Cabe aclarar que en varias oportunidades extraños sonidos provenientes de su casa llamaron mi atención. Más exactamente los sonidos solían provenir del galpón que se hallaba al fondo del terreno perteneciente a "Rolo".
En esta ocasión el estruendo me recordó enseguida a los cohetes cuando despegan. Luego de una veloz carrera hacia la ventana del fondo mis sospechas se confirmaron: un pequeño cohete color blanco -no mayor a una avioneta- se elevaba con algo de esfuerzo hacia el cielo desde la casa de Rolo. En rojo el nombre "Rolo" y un número de teléfono resaltaban en medio de una humareda muy espesa y una llamarada enceguecedora que brotaba con furia de la cola del insólito aparato.
Suspendida mi capacidad de reacción motora me mantuve siguiendo la trayectoria, imposibilitado de moverme o pensar ante tamaño asombro.
La nave tomó velocidad y describió una curva maravillosa, la típica curva. La misma que muchas veces ví en televisión cuando elevándose sobre los cielos del primer mundo las naves se van acomodando para una pronta entrada en órbita. Increiblemente esa misma visión -en escala- la tenía frente a mí en este ordinario vecindario. Pensé en mis ojos, recordé el daño que tamaño resplandor podía ocasionar en mis retinas (lo había visto en un documental) .
No se me ocurrió mejor idea que salir a la vereda. Necesitaba testigos con los cuales compartir el fenómeno. Pero apenas pongo mi pie en la vereda, raudamente desde la casa de Rolo, apareció Estela, su mujer. Con el cabello desordenado, los ojos algo hinchados y vistiendo un camisón turquesa se encontró conmigo como obstáculo mientras yo seguía con la vista el luminoso punto alejándose en el cielo.
Asombrosamente el despegue había sido un éxito. Estela se detuvo sin llegar a embestirme. Ahí noté que llevaba algo en la mano.

Continuará...

Amigos, qué pasará con Rolo y su nave maravillosa? Pedirá Principito disculpas por haberse burlado de este respetable cosmonauta freelance? Se animará Principito a oficiar de copiloto en un futuro no muy lejano? Qué combustible le pone al bicho ese? Algún alienígena comentará en este post? Aumentarán nuevamente los aranceles de las prepagas? Y por supuesto la pregunta infaltable... Dónde ponemos las pilas gastadas? En fin, estos y otros muchos interrrogantes develados en la próxima entrega de esta apasionante aventura intergaláctica.

27 mar. 2009

En trance

Crucé la puerta y avancé viendo como las imagenes se iban distorsionando hacia los costados. Grabé en mis retinas tu rostro, tus ojos y buscando tinieblas para no quemar la imagen, corrí lo más que pude. Quiero estar cerca pero me alejo, excavando hoyos en el asfalto fresco, untando mi propio pan con las mermeladas de naranja más amargas... (Me gusta el color naranja... para todo, para lo que sea, es mi preferido). Escuché tu voz pero con gran esfuerzo conseguí no darme vuelta.
Y así, con tu nombre en un puño salí en una loca carrera escapista, para buscarte estando lo más lejos posible, para olvidarte porque ya no podía olvidarte, para eludirte ya que siempre me evitaste.

16 mar. 2009

El 2do nacimiento

I've seen it all, I have seen the trees,
I've seen the willow leaves dancing in the breeze
I've seen a man killed by his best friend,
And lives that were over before they were spent.
I've seen what I was - I know what I'll be
I've seen it all - there is no more to see!
- Björk & Thom Yorke, "I've Seen It All"

El niño se tapó en la cama dispuesto a recibir alguna historia como dulce preámbulo en la antesala de los sueños. Su padre agotado por el trabajo del día tomó su mano derecha sabiendo que afrontaba el último esfuerzo antes del descanso (y por cierto uno que valía la pena afrontar). El niño cerró los ojos y una vez más escuchó a su padre...

"Y así reinó la paz en la comarca y ya no existió la maldad"...

"Y vivieron felices por siempre"...

"Y el malvado brujo fue encerrado y la princesa se reencontró con su apuesto prometido para vivir por siempre juntos"...


Los finales escuchados en nuestra infancia son increiblemente discrepantes con los que vivimos día a día. Nos han llenado la cabeza con fantasías, escenarios de justicia ideal, mundos de perfecta armonía. Así, si nos portamos bien recibiremos el mejor regalo, si tenemos algún problema en la calle un buen policía estará dispuesto a ayudarnos, si un hombre malo nos quiere hacer daño muy pronto será encerrado entre rejas, si padecemos alguna dolencia algún noble médico nos indicará lo que mejor sea para nosotros...

Nada es como nos dijeron. Un día crecemos, un día la vida nos abofetea con furia, sin anestesia, sin remedio y nos deja desnudos, llorando, de cara a lo desconocido.

Un niño se sentó en la vereda junto al Sabio.
-Por qué no son felices? -preguntó el niño observando los rostros serios pasar sin expresión por la vereda; de a miles dirigiéndose hacia alguna parte del Vasto Ningún Lugar.
El Maestro titubeó un instante. No era para nada habitual verlo dudar. En esta ocasión prefirió hablar, tal vez un poco cansado él mismo de atesorar sabiduría y tener tanto reparo a la hora de elegir un destinatario
-Aunque parezca mentira se pasan todo la vida adulta intentando reponerse del impacto... del profundo impacto que es este mundo.
-El impacto de nacer?
-No... el impacto de crecer... ese es el segundo nacimiento.

20 feb. 2009

El Mar y su tic-tac



El Mar y su tic-tac, látido inconmensurable, acción y reacción interminable, vaivén de agua y espuma, de murmullos hídricos, de sabores salados y nostalgias sin remedio.
El tic-tac las olas, no como testigos del Tiempo sino como su Reloj, como las muescas del engranaje que hace brincar al segundero de las Eras.
El Mar, música de silencios, motor de erosiones, suicidios, esperanzas y sueños.
El Mar, envolventes caricias dulces y húmedas sobre una tierra firme sangrante y perdida.
Creo percibir las frías aguas del Mar inmenso, del Mar que son todos los Mares, acumulación de los siglos de las lágrimas del llanto de Dios.

23 ene. 2009

El Mago Luciano

Even flow, thoughts arrive like butterflies
Oh, he dont know, so he chases them away...
Ooh, someday yet, hell begin his life again, yeah
Oh, whispering hands, gently lead, lead him away...him away...him away...
- "Even Flow", Pearl Jam

No es ningún secreto que la calidad rara vez acompaña a la popularidad (muchos blogs son testigos de esto).
En cierta manera ese fue el caso de Luciano, el mago. Oriundo de algún húmedo paraje subtropical de la mesopotamia, Luciano supo ganarse la popularidad con mucho esfuerzo, popularidad que de la noche a la mañana se evaporó frente a millones de espectadores.
"Yo no soy ilusionista, para eso está la vida misma", solía decir. Y con esa misma parsimonia con la que exponía su visión del cosmos, anunciaba el acto más increible jamás visto.
Su hermetismo hizo que ni siquiera sus asistentes televisivos estuvieran al tanto de su próximo truco.
-Están a punto de ver la transformación más increíble jamás vista -anunció Luciano ante una multitud expectante.
El estudio B del canal desbordaba de fanáticos y admiradores. Las señoras en sus casas dejaban pasar la cocción de sus cenas y se sentaban secándose las manos frente al televisor.
Esa noche, Luciano sin preámbulos -y como era su costumbre- eligió a una joven de entre el público y la sentó en una silla frente a la gente y a las cámaras.
La muchacha, quien dijo llamarse Laura, se veía contentísima. Seguramente como consecuencia de haber sido elegida y estar junto al célebre Luciano y no tanto por el misterio de lo que le esperaba.
-Este es mi máximo acto -dijo Luciano mientras cubría con sus manos el rostro y la cabeza de Laura-. La transformación que verán hoy aquí será muy profunda... contundente, reveladora, esperanzadora, increíblemente maravillosa.
Acto seguido dijo unas palabras en voz baja con la vista hacia abajo, hizo una pausa y abrió sus brazos frente al público en señal de triunfo, de misión cumplida... esperando el aplauso.
El silencio en el lugar era absoluto. Algunos atinaron a aplaudir pero rapidamente el impulso inicial se esfumó.
Nada diferente se percibía. Laura lucía sin cambios. Simplemente sonrió y Luciano le acercó un micrófono.
-Qué sentís? -fue la pregunta.
-Me siento totalmente distinta! -dijo Laura visiblemente emocionada-. Cuando hoy llegué acá no tenía deseos de vivir y ahora siento felicidad... no sé como explicarlo... soy otra persona... siento que amo la vida, que se fueron mis temores y mis odios... gracias Luciano!!!
Dicho esto se puso a llorar.
-Quiero aclarar que lloro de felicidad... gracias gracias... -agregó.

El maravilloso mago recibió un creciente abucheo desde las tribunas. El genial Luciano soportó estoicamente insultos y desprecio. Al día siguiente su programa ya había sido levantado y fue considerado por casi todos los medios como un gran estafador.
La prensa lo destrozó y a las dos semanas ya no se hablaba de él.
Luciano había ejecutado el truco (por llamarlo de alguna manera) más extraordinario que un mago puede hacer! Pero claro a quién en este mundo egoísta le puede importar salvo a Laura?
La respuesta ya la sabemos, no es ningún secreto.
La gente quiere efectos cinematográficos, prefiere explosiones antes que sabiduría, mutilaciones antes que curaciones. Prefiere que sus sentidos sean bombardeados antes de ver a un ser iluminando con su esencia. Prefieren fuegos artificiales, luces, colores, vértigo antes que la música del alma.
De Laura nada más se supo. Luciano hoy en día vive totalmente alejado de la popularidad y tiene un vivero cerca de Cañuelas. Tampoco es un secreto que las plantas y flores que allí tiene son las más vistosas y saludables del mundo.