Lo suficientemente invisible como para pasar inadvertido;
lo suficientemente visible como para no tener donde esconderme

27 abr. 2005

La sortija

Give me strength, reserve control
Give me heart and give me soul
Give me time give us a kiss
Tell me your own Politik
- "Politik", Coldplay
Lo he visto de nuevo.
Mientras la gran rueda gira. Mientras la cancion empieza a sonar.
Caballos, autos, jirafas, tanques, barcos, aviones, elefantes... Y otra vez: caballos, autos, jirafas, tanques, barcos, aviones, elefantes...
Una y otra vez. Alli viene el calesitero con la sortija... La muestra, la mueve, la esconde, la entrega.
Tambien he visto a Matias en la calesita.
Obsesionado en cada vuelta, sin disfrutar el juego porque no tiene la sortija.
Si la sortija no existiera el estaria feliz!
Tambien me he visto a mi mismo. Claramente, en recuerdos.
Yo creia un triunfo conseguirla. Lo creia mi merito.
Hasta que entendi. Lo mismo que hoy veo.
No solo en esta plaza. En otras, en el trabajo, en mi casa, en mi barrio. Cada dia. Poco importa lo que yo haga. El calesitero, en su soberania, le entregará la sortija a quien el quiera.

19 abr. 2005

Vidas Ejemplares: Primera entrega

[Aquí nace una nueva sección. Solamente biografías de personalidades que marcaron a fuego el curso de nuestra historia. En esta primer entrega mi humilde homenaje al pintor de pintores]

Hoy: La vida le pintó bien

Dalmiro Pindapoy (1915-1980)
Genial pintor argentino. Nacido en un humilde hogar de Claypole, Buenos Aires. Su formación en el arte tomó de referente las escuelas del impresionismo y del cubismo para, gracias a su talento innato, consagrarlo como el padre del resignismo.
Su maestro y mentor, Juan Carlos "Cachito" Lasarna, lo descubrió a la temprana edad de 12 años mientras lo veía entrenar en las inferiores de Deportivo Riestra. Coincidió desde un primer momento con su entrenador: "En la cancha estás pintado pibe", le dijo y se lo llevó a laburar con él.
En sus comienzos junto a su maestro pintaba frentes, rejas y arreglaba calefones. Lo apodaban "rodillito". Por el tiempo que se tomaba en terminar sus trabajos ya se veía venir que lo de él era el arte.
Dalmiro siempre rehusó dar demasiadas explicaciones acerca de los orígenes del resignismo pero sabemos que el estilo propugnaba el abandono total de una obra sin concluirla, con el convencimiento de que cada pincelada la alejaría más y más de la estética y el buen gusto. Esto le generó un par de inconvenientes en lo laboral pero lo catapultó al éxito en el terreno artístico.
Una vez que el resignismo fue reconocido como movimiento a nivel mundial, Dalmiro alcanzó fama y prestigio. Soberbio y transgresor como pocos, se lo reconoce por haber utilizado las técnicas más originales que se pudieran pensar. Fue él quien demostró que el arte plástico no era sólo atributo de la clase pudiente al exponer su controvertida obra "Pozo lleno". El cuadro estaba enteramente realizado combinando materia fecal canina de distintos tonos. Pintada con las yemas de los dedos, la pieza estuvo 3 meses expuesta en un museo de Praga hasta que el insoportable olor (potenciado por la llegada de los meses estivales) aceleraron su injusta prohibición.
Algo similar ocurrió en la galería de arte "Os Lienzos do Sousa" de Sao Paulo cuando presentó su "Hogar Dulce Hogar", obra realizada con distintas variedades de azúcar. Al segundo día, una invasión de hormigas (la más chica se tropezó con el busto de Pelé) obligó al cierre definitivo de la institución.
Su obra pictórica más recordada, "El dolape y el barba" fue un éxito en numerosas galerías de arte europeas hasta que el Vaticano la consideró "Better non viú" ("mejor no verla" en latín) por considerar que si se la miraba al revés el cuadro contenía blasfemos mensajes satánicos.
Dalmiro contestó la acusación con un simple: "A mi nunca se me ocurriría dar vuelta a un cura".
De todos modos esta oposición de la iglesia no hizo más que extender su fama. A pesar de que él mismo no se consideraba un artista plástico ("prefiero pensar que soy de carne y hueso" había afirmado) su aporte en este ámbito marcó un hito.
Otras obras famosas que se le atribuyen son: "El Primer Almuerzo", "Los Tulipanes", "Sombra chinesca de un gas" y "Como chico pal colegio".
Finalmente luego de tanta fama le llegó una época de derroche, descontrol y escándalos públicos. Muy recordada es la noche en que en un confuso episodio fue detenido en un corsódromo de Gualeguaychú mientras desfilaba totalmente desnudo. "Para un pintor de verdad los lienzos no son lo más importante!" gritaba mientras lo encerraban en un patrullero.
Luego vinieron los años oscuros del proceso, la persecución, el exilio.
Dalmiro ya había dilapidado su vasta fortuna. Sólo le alcanzó para exiliarse en Villaguay, Entre Ríos. Allí fue apresado y tuvo que permanecer detenido por unos meses. Sus últimos años los pasó en la casa de una cuñada en Berazategui. No tuvo hijos pero se comenta que su querida cuñada le dió un par de sobrinos. Muy parecidos a él por cierto.
Lo que nadie duda es que todo un mundo sediento de arte heredó su invalorable aporte a la cultura no sólo argentina sino mundial. Hoy son cada vez más numerosos los artistas resignistas que ven en el legado de Dalmiro una guía, un ejemplo de vida.

18 abr. 2005

Plegaria

I believe in the kingdom come
Then all the colors will bleed into one
Bleed into one
Well, yes I'm still running
You broke the bonds
And you loosed the chains
Carried the cross
Of my shame
Of my shame
You know I believed it
But I still haven't found what I'm looking for
- "I Still Haven't Found What I'm Looking For", U2


Ya sé que no seré de nuevo la semilla que fui, el fuego joven que pellizcaba las estrellas en una noche clara, sin temor.
Lo sé, pero quiero sentir amor al despertar de mis sueños.
No pasión, ni deseo, ni lástima... amor.
Hoy te entrego, sin más preámbulos que mi vida, todos mis sentimientos.
Un día fueron sensaciones bien diferenciadas... ya no.
Un día aceleraron mi pulso, hoy me oprimen el pecho con palpitaciones.
Dolor, bronca, amor, odio, tristeza, alegría, deseos, fantasías. Aquí te los dejo. Amargura, paz, resignación, esperanza... Acá están. Todos mezclados, todos pegoteados.
La paleta gastada de mi pintor necesita una lavada. Separar y rearmar los colores.
Es que no quiero -lo sabés- ser un metal que resuena, un "címbalo que retiñe"; de nada sirve si no tengo amor.
Mirame, aquí estoy yo de vuelta.
Y te traigo los restos de mi propia explosión... usálos, rediseñáme...
Separá los colores. Ya te lo dije?
Que otra vez seas el alfarero, como al principio.
Vos sabés más que yo cuánto hay de genuino, cuánto de fingido, cuánto de forzado.
A tu luz quedarán en evidencia las hormigas que hoy en mi plato no veo.
Si me ayudas a entenderme del todo tal vez mi camino tenga otra vez la visión, la perspectiva, el sentido...
Sí... visión, perspectiva y sentido.

13 abr. 2005

Ilusiones

To the soul's desires
The body listens
What the flesh requires
Keeps the heart imprisoned

What the spirit seeks
The mind will follow
When the body speaks
All else is hollow
- "When the body speaks", Depeche Mode

Recordaba a la sonriente vendedora despidiéndome con el clásico "cualquier cosita con la boletita lo cambiás".
Tan sólo unos días después me dirigí al local para hacer mi reclamo.
Antes de llegar lo ví a mi tío Luis salir del negocio con los ojos brillando de entusiasmo.
-Tío! Cómo andás?
-Bien, muy bien. El mes que viene me aumentan la jubilación.
-Estas seguro tío?
-Si, claro! Bueno, después hablamos -dijo y se fue cantando bajito (creo que una de Diego Torres).
Me detuve pensativo un momento en la entrada bajo el cartel luminoso que anunciaba:

EL EMPORIO DE LAS ILUSIONES
Ventas por Mayor y Menor

Una vez dentro del local saqué de mi mochila el paquetito y observé a las 3 personas que estaban allí, conversando muy animadamente entre ellas, aparentemente esperando la entrega de mercadería después de haber comprado.
Al instante recordé mi propio entusiasmo hace unos días cuando hice mi compra y brincaba de alegría.
Ahora todo había cambiado. La chica que me atendió tampoco estaba.
-Estás atendido? -me dijo un pibe pelilargo bronceado con lámpara, con un aspecto que lo hacía el prototipo ideal de vendedor de celulares.
-Mirá... venía a ver si me podías cambiar esta ilusión porque está rota. -dije sacándola de su envoltorio.
-Hmmm... a ver -me contestó y se puso a examinar la ilusión.- Pero esto está golpeado, maltratado. No te lo puedo cambiar así.
-Pero sola se puso así! -protesté.
-No, no. Esto sólo no se hace -me dijo convincente- Alguien con saña la arruinó. Estas casado? Generalmente las mujeres suelen golpearla así. Me quedé en silencio y agregó:
-No se... pensá... algún amigo, compañero de trabajo... el tema es que en estas condiciones no te la puedo cambiar.
-Pero hace unos días que la compré! Y buena guita me salió! -dije ofuscado. -Al final todo esto es una estafa.
-Escuchame máquina -dijo el vendedor inclinándose sobre el mostrador, acercándose y bajando la voz para que los clientes no escuchen- no seas iluso. Si querías satisfacción garantizada te hubieras ido acá a la vuelta que hay un sex-shop. Acá vendemos ilusiones, a ver si me entendés.
Mientras pensaba algo para contestarle el vendedor dijo en voz alta:
-Quién sigue? Alguno está sin atender?
-Yo, -dijo una señora mayor muy maquillada con cara de profunda tristeza- tenés ilusiones de vuelta al país?
-Déjeme adivinar, su hijo está en el exterior? -arriesgó el pícaro vendedor.
-Si, si, en España, se fue hace 5 años y siento que ya no lo volveré a ver.
-Deje que me fije en depósito a ver si me quedó algo.
Yo dí media vuelta sin querer escuchar más. Guardé mi ilusión rota y mientras me retiraba pude oir al vendedor que le decía a la señora:
-No me quedan pero dése una vuelta el lunes a la tarde que me tienen que estar entrando.
-Pst! Pst!
Ya en la vereda un hombre bajito y muy panzón me llamaba.
-No esté triste hombre! Digame, cuanto pagó por esa ilusión? -me preguntó.
Apenas le dije el precio el oportunista ofreció:
-Mire, se la compro por el 30% y además le entrego la correspondiente resignación. Y le aseguro que la resignación no se romperá tan fácil.
-Pero... y usted que va a hacer con la ilusión?
-Es complicado de explicar... Y?... Vende o no vende?
Finalmente accedí y ya me sentí mejor. Bah... eso pareciera. El hecho es que me saqué de encima esa ilusión destrozada que tanto dolor me daba y me fui con unos pesitos en la campera y una serena resignación en el bolsillo de atrás del pantalón.

12 abr. 2005

Cita con ángeles


Desde los tiempos más remotos
vuelan los ángeles guardianes
siempre celosos de sus votos
contra atropellos y desmanes.
Junto a las cunas infantiles,
junto a los tristes moribundos,
cuentan que velan los gentiles
seres con alas de otro mundo.

Cuando este ángel surca el cielo,
no hay nada que se le asemeje.
El fin de su apurado vuelo
es la sentencia de un hereje
no se distraiga ni demore,
todo es ahora inoportuno.
Va rumbo al campo de las flores
donde la hoguera espera a Bruno.

Se lanza un ángel de la altura,
caída libre que da frío.
La orden de su jefatura
es descender hasta Dos Ríos.
Es 19 y también mayo,
monte de espuma y madre sierra,
cuando otro ángel a caballo
cae “con los pobres de la tierra”.

Dicen que al filo de la una
un angelote compasivo
pasó delante de la luna,
sobrevolando los olivos.
Y cuentan que con mala maña
fue tiroteado su abanico,
justo a la hora que en España
se asesinaba a Federico.

Un bello arcángel aletea
junto a un gran pájaro de hierro.
Procura que un hombre lo vea
para ahuyentar cien mil destierros.
Pero el arcángel se sofoca
y un ala azul se le lastima
y el ave negra abre la boca
cuando atraviesan Hiroshima.

Dejando un surco luminoso
por sobre Memphis, Tennessee,
pasó volando presuroso
un ser alado en frenesí.
Iba vistiéndose de luto,
iba llorando el querubín
e iba contando los minutos
de Dios y Martin Luther King.

El ángel pasa bajo un puente,
después rodea un rascacielos.
Parque Central, lleno de gente,
no se da cuenta de su vuelo.
Cuánta utopía será rota
y cuánto de imaginación
cuando a la puerta del Dakota
las balas derriben a John.

Septiembre aúlla todavía
su doble saldo escalofriante
todo sucede un mismo día
gracias a un odio semejante.
Y el mismo ángel que allá en Chile
vio bombardear al presidente,
ve las dos torres con sus miles
cayendo inolvidablemente.

Desesperados, los querubes
toman los cielos de la tierra
y con sus lápices de nubes
pintan adioses a las guerras.
El mundo llena los balcones
y exclama al fin: esta es mi lucha,
pero el señor de los cañones
no mira al cielo ni lo escucha.

Pobres los ángeles urgentes
que nunca llegan a salvarnos.
¿Será que son incompetentes
o que no hay forma de ayudarnos?
Para evitarles más dolores
y cuentas del sicoanalista,
seamos un tilín mejores
y mucho menos egoístas.

-"Cita con ángeles", Silvio Rodriguez

8 abr. 2005

Pasión de Bloguilanes: Capítulo II

[capítulo anterior]

Capítulo II: Hablando se entiende la gente

El Rúben (sí, con acento en la "u") me miró a los ojos y con voz temblorosa me dijo:
-Ahora que estamos solos...
(Debo reconocer que temía lo peor. Recordaba a George Michael con su máxima "en la vida hay que probar de todo" pero por suerte mi papel en esta novela no sería, al menos por ahora, tan "doloroso").
-... Dale, confesa. -siguió- Vos no sos bloguero no?
-Si, por qué no me crees? -pregunté.
-Es que un bloguero sabe lo que es un link.
-Pero yo sé lo que es un link.
-El maestro dice que no.
-Mira, el maestro ya me está ... -me contuve.
-Ojo lo que decis del maestro. No tenes idea. Su mente es brillante, es un visionario. El Julio Verne de Occidente...
-???
-Es el Peter Cetera de la cibernáutica.
-Peter Cetera? -dije sorprendido.
-El creador de "La gloria del amor". Un temazo!!!
-Claro, Cetera... ese debería ser un maestro. Je -dije poniendo algo de ácido a la charla para evitar la conciencia. Pero mi interlocutor era inmune.
-El maestro ve más allá! Cuando nosotros vamos él ya está de vuelta.
-Pero se perdió en el camino no?
-A lo que voy es que no te dejes llevar por la primera impresión -me dijo seriamente. -De entrada parece un tonto más pero no.
-Es un tonto especial? -pregunté.
-No, en la segunda impresión...
-Te lo confirma -completé la frase.
-El vió el negocio del siglo donde nadie lo había visto.
-A ver, como es esto de la compra-venta de blogs?
-Te explico primero lo de los links?
-Noooo. Ya se lo que es un link.
-Si. Quién no usó una tarjeta de débito no?
-?!?! -lo miré fijamente tratando de confirmar su ironía, su doble sentido, pero no, el tipo hablaba muy en serio.
-Que cosa! Por un momento creí que eras de la competencia -me dijo.
-Hay competencia en esto? -dije sorprendido.
-Ufffff... no sabes... Que le vamo' a hacer.. La web está dura. Los pibes de "cybermilanga" estan a full tratando de hacernos caer.
-Cybermilanga?
-Si, son nuestros más duros competidores en el mercado. De todos modos me di cuenta de que no eras de ellos porque no llevas el tatuaje de Goofy en el cuello.
Me quedé mudo. Todo era demasiado fuerte. La charla me resultaba muy dificil de digerir.
De fondo un mini-componente marca "SOMY" soltaba (a volumen de saturación) los acordes del potro cordobés homenajeando a Diego.
"...su sueño tenía una estrella
llena de gol y gambeta.
Y todo el pueblo gritó Maradó! Maradó!
nació la mano de Dios..."
Me tildé 2 segundos pensando en la canción, en el Diego. El Rúben lo debe haber notado.
-Ese si que es un ídolo indiscutido -me dijo.- Las cosas que hizo este genio no las va a igualar nadie!
-Si, es cierto, -reflexioné entrando en confianza- nadie puede negar que fue el mejor jugador del mundo.
-Quién? -increpó Ruben súbitamente- Noooo. Yo hablaba de Rodrigo, el más grande! El único.
-Ah.
-El otro es un negrito cabeza que vive hablando boludeces y aunque tenga millones sigue siendo un villero -agregó el Rúben mientras se introducía hasta la segunda falange un dedo engrasado en una fosa nasal.
-Vos desconfias de mi pero que hay de ustedes dos? -dije hartándome un poco de tanta locura.- Por qué llamas maestro a Alfredo? No es tu cuñado?
-No, no. Yo soy cuñado de él pero él no es mi cuñado -dijo mientras amasaba una bolita de moco.
-Ah bueno!
-En todo caso si de desconfiar se trata mi pregunta es por qué en el primer capítulo saludaste con un "Buen día" si eran como las 7 de la tarde.
-Ja. Eso es sólo un error argumental del post.
-Lo que?
-De todos modos estoy armando una Fe de Erratas para postear proximamente.
-Yo soy devoto del Gauchito Gil -me dijo con la mayor convicción posible- pero no te preocupes, no soy cerrado. Por mí creé lo que quieras.
De fondo además de Ro-ro-ro-dri-go se escuchaba un creciente murmullo fruto de la discusión que en el frente del local mantenían el maestro Alfredo y el tipo que les había vendido las PCs. En eso aparece Mónica, la cajera. Se acuerdan de ella? Ordinaria como diente de madera.
-Un matienzo? -me invitó acercándome un matecito de metal que tenía grabado "Recuerdo de Punta Lara".
Yo no tomo mate, aclaro, pero en circunstancias así algo siempre me lleva a aceptar. Será el temor de parecer desagradecido.
-Bueno -dije y le pegué un buen sorbo. El gusto era espantoso y tuve que hacer un esfuerzo monumental para no escupir.
-Que le pusiste? -dije perdiendo un poco la compostura.
-Son yuyitos del amor, no Rúben? -dijo sonriente y guiñandole un ojo a Rúben mientras de un codazo casi lo tira de la banqueta.
-Hacéme un favor, negra -dijo Rúben.
-Rúben! Está el muchacho -dijo pícaramente la piba.
-Vos sabes como me gusta ese CD de Rodrigo -aclaró- pero no puedo escuchar que pasa adelante con Alfredo. No me lo sacas un ratito?
-Ay, anoche no me pedías eso! -dijo entre risas Mónica.

Así me encontraba yo.
Al igual que el Goyco debatiendo con Sanfilipo sentía la voz de Bilardo que me decía "Vo' te tené que ir de ahi!".
La escena se estaba complicando. El tiempo pasaba. No sabía cuánto ofrecerían por mi blog. Tampoco sabía aún como funcionaba el negocio de compra-venta de blogs. Ni siquiera había podido conocer la opinión de ellos sobre el mio y lo que es peor aún no se que hacer con mis pilas.

[Mientras sigo leyendo el Best-Seller de Alberto Migré: "Como estirar y contraer un argumento flojo a voluntad" me despido de ustedes hasta el próximo episodio de Pasión de Bloguilanes en este mismo bati-horario y por este mismo bati-canal. Juntos... Siempre...]

4 abr. 2005

No soy yo

Todos podemos perder,
todos podemos ganar
entre las sogas del circo
y las tijeras del Mal
- "Canción del 2 por 3", Charly García

Leo, leo y me sorprendo.
Si, si. Te entiendo, pero este no soy yo.
Es decir, reconozco mi letra, mi manera de poner las fechas, los espacios a la derecha culpa de esa manía mía de no separar una palabra entre renglones (con el castellano guión como hace la gente normal).
Pero te repito, este no soy yo.
Supongo que este fuí yo en algún momento pero ya no.
Tal vez los años -más de diez- fueron tallando algo en mi madera.
Es probable que, como insinuás, el agua fue torciéndola y yo soy el equivocado.
En todo caso que puedo hacer para remediarlo?
No tiene sentido que me pidas que sea otra vez la roca con filo cortante que fui después de años de erosión en la rompiente.
Mi letra ha cambiado un poco pero la reconozco. Si, es la mía.
Pero el contenido... esas hermosas palabras... me suenan ajenas.
Duele decirlo, más aún escucharlo, pero lo siento, estoy convencido: este no soy yo.

1 abr. 2005

Argentinos... a vencer

Se acuerdan de la publicidad que nos invadía a toda hora?
La marchita decía:
"Vamos argentinos,
vamos a vencer,
el futuro sigue su camino,
argentinos a vencer."
[parte que no recuerdo y terminaba diciendo]
"jamás nos han vencido,
jamás nos vencerán!"

A pesar de que yo era chico por alguna extraña razón recuerdo muchos detalles de la guerra. Así que este post apunta a recordar. Y no olvidar.

La mañana del 2 de Abril mi mamá me despertó para ir al cole con un entusiasmo inusual. Habíamos recuperado las Malvinas. Lo único triste era que había que lamentar la muerte de uno de los nuestros en aquella audaz operación. Logicamente, yo mucho no entendía pero ese mismo entusiasmo lo ví en la escuela, entre las maestras y en el barrio en general.
"Así se hace". "Qué se piensan estos ingleses?", "Que sepan que con los argentinos no se jode".
Ese mismo día la plaza de Mayo se llenó de gente. Todos felices, emocionados. Todos vivando a Galtieri.
Si si. No estoy loco. No lo soñé. Mis ojos de niño lo vieron todo.
"Borom-bom-bom, borom-bom-bom, dale Galtieri... salí al balcón...".
Era apenas el comienzo de una seguidilla de imbecilidades atroces.
23 años no han podido llevarse todos estos recuerdos.
De golpe y porrazo eramos todos patriotas, todos guerreros. Y todo el mundo a comprar mapas de las Malvinas porque las clases en la escuela serían sobre ellas.
"Si quieren venir que vengan! Les presentaremos batalla!" -dijo el tipo [estaba buscando alguna palabra para definirlo pero no encuentro]. El mismo que embarcó a todo un país en la locura más descabellada de la guerra.
Argentina, que se jactaba ante el mundo de su paz, de su neutralidad, esperaba a los piratas burlándose de ellos. Disfrutando un efímero triunfo sobre el imperialismo, olvidándose que en una guerra no hay vencedores, el que gana también (y en primer lugar) pierde y que cuando uno se mete en una guerra ya nunca saldrá de ella.
Y en esos años no había globalización. No estaba internet. Así que nos comíamos lo que nuestros medios argentinos nos vendían. Y en medio de la euforía y la locura colectiva los humoristas se daban el lujo de hacer chistes sobre la guerra que se acercaba.
"Los inglesitos se van a resfriar", decían.
Y la guerra comenzó.
Infinidad de padres criaron y cuidaron a sus hijos por años para un día, culpa de un perverso capricho, así como si nada, despedirlos para siempre.
Y mientras en el continente un país jugaba a la guerra en las islas del sur los pibes de ni siquiera 20 años morían de verdad. Y mataban para no morir. Y mataban como podían. Sin experiencia. Con hambre, con frío, sin tecnología, con armas viejas.
La peor de las pesadillas se había hecho realidad.
"Murieron 40. Si es necesario morirán 400 o 4000 pero no nos rendiremos". Soberbia, hacerse el guapo con sangre ajena.
Una verdadera lástima. Digo, justo con el mundial de fútbol encima. Eramos los campeones del mundo y todo esto de la guerra seguro iba a afectar nuestro rendimiento.
Y mientras los chicos entendíamos poco los grandes vivían pegados a la radio, a la tele, escuchando los comunicados del Estado Mayor Conjunto. Todo indicaba que la guerra iba re-bien. Nuestros pilotos eran la pesadilla de los barcos enemigos.
Y vinieron los maratónicos programas de televisión para recaudar para el "Fondo Patriótico". Gente que por patriotismo, compasión o solidaridad dió hasta lo que no tenía para colaborar con la causa. Pero claro, quién sabe adónde iban a parar realmente los fondos? Porque en las islas los chicos seguían con hambre.
Las páginas de las revistas frívolas se llenaban con conmovedores relatos cursis de actos heroicos.
Las radios desenpolvaron los discos argentinos y fue el apogeo de Raúl Porchetto y compañía.
Y que decir del crucero Gral. Belgrano? Tantas vidas... tanto dolor.
Tanta muerte absurda.
Y al fin la guerra terminó y se llevó a muchos. Y los que volvieron ya no eran los chicos que se habían ido. Los cuerpos, las mentes y las almas habían sido mutiladas.
Por eso cada vez que se menciona el tema Malvinas no puedo sentir más que dolor. Una tristeza enorme. Mientras escribo se me hace un nudo en la garganta reviviendo tanta desgracia. Pero no me quiero olvidar.
Como bien comentó Jack en este blog: La angustia antes que el olvido.
Y hoy veo en internet, en un mega-sitio argentino que se anuncia al 2 de Abril como "Día de la Novia".
Vamos mal, pero muy mal si no queremos ver el pasado y preferimos olvidar e ignorarlo. No olvidemos nunca lo que nos pasó!

Por eso este post.
Escrito con el único propósito de evocar los recuerdos por más dolorosos que sean; colocar mi granito de arena para evitar el destierro final. El destierro no ya a unas islas de hambre y frío sino a las Islas del Olvido. Islas en donde, para sus habitantes, el tiempo se ha detenido en el otoño del '82. Allí no hay paz. Allí los enemigos son el insomnio, las mutilaciones, la locura, el dolor, la marginación, la indiferencia y la muerte en vida.