Lo suficientemente invisible como para pasar inadvertido;
lo suficientemente visible como para no tener donde esconderme

14 feb. 2014

Pensamientos desordenados


No hice lo suficiente pero aún estoy a tiempo... AHORA.
No te tengo en mis brazos pero tengo tus palabras de tanto en tanto, a la distancia.
Espero que no te vayas todavía.
Al menos no sin saludarme!
"Love is just a game. broken all the same", dice una preciosa canción.
Cuando una copa se vuelca es una mala señal, más aún para el que como yo aprecia mucho un buen vino.

Y la vida se va... sin testigos. Es un chasquido de dedos, una bala oportuna.
Fragilidad es nuestro segundo nombre, sólo que siempre lo evitamos. Y preferimos que nos llamen Antonio o Marta.

5 comentarios:

NsNc dijo...

Pero algunos se cambian el segundo nombre por resistir, ojala sea el caso, siempre que sea para bien

Principito dijo...

Pegame y llamame Fragilidad :P

NsNc dijo...

Ahhh no si me responde casi dos meses despues... Mas que fragilidad demoron

Principito dijo...

Jajaja... ud no lo va a creer pero el comentario estaba "escondido" esperando pacientemente mi moderación. Ahora resulta que soy un blogger muy moderado (o demorado?)

NsNc dijo...

Respire, no se ponga morado