Lo suficientemente invisible como para pasar inadvertido;
lo suficientemente visible como para no tener donde esconderme

26 nov. 2004

No ahorremos en bolsas

Me vengo preguntando por qué el ser humano tiende siempre a "encasillar" a las personas. Meter a la mayor cantidad posible en la misma bolsa. Cuando uno conoce a alguien ya lo mete en una categoría junto con otros especímenes que mantiene guardados en su base de datos.
Ilustremos esto con unos cuantos ejemplos:


  • Un flaco le presenta su nueva novia al amigo.
    - Hola, que tal? - dice el amigo mientas la saluda y piensa "Que pinta de atorranta que tiene ésta".
    Listo, ya la dió de alta en esa categoría.

Ooops...

Bueno, no sé, se me agotaron los ejemplos. :(

No se me ocurre na.

El hecho es que parece que nos creemos capaces de definir a una persona por lo que captamos en la primera impresión. Y muchas veces nos equivocamos. Y más aún si en nuestra cabeza tenemos muy pocas categorías para encasillar a la gente.

Aquí va mi pregunta para uds. (tarea para el hogar):

Cuántas categorías distintas tenes para definir a una persona? (Pista: Cuantas más sean mejor)

El extremo sería que percibieramos el mundo como esas telenovelas centroamericanas en las que los personajes caen todos dentro de sólo dos categorías: BUENOS y MALOS.

Jaaa... Los buenos son todo amor, carismáticos, trabajadores, inocentes, soportan todo tipo de engaño y maltratos y visten siempre con ropas claras. Los malos, por su parte, no se conforman con ser solamente malos. Son MALISIMOS. Hasta para tomar un café ponen cara de malos. Vivien haciendo el mal y visten de negro. Son intolerantes y agresivos. (Uyyyy, creo que se vendrá un post sobre las telenovelas pronto).

Es como si el guionista solo concibiera en su estrecha cabezota 2 tipos de personas.

Y vos? Cuántas?


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Holaaaaaaaaaaa!!!! sonoio !!
Es tan gracioso eso que decis de meter a todo el mundo en una misma bolsa !!! ahora..vos largas la pregunta, pero...cuantas bolsas tenes eh??
Aparte, es normal que uno tenga ciertas impresiones de la gente, pero creo que antes de determinar en que bolsa encasillarlos, los deberiamos conocer mejor.
No te parece que el mundo seria mejor si en vez de meter a todos en distintas bolsas, decidieramos alojar a cada uno en un lugar unico en nuestro corazon? Besitos!!!!

juanba dijo...

A mi 5 minutos de charla inicial me bastan para encasillar a alguien, conocerlo. No es que prejuzgue, es más bien un don. Sé con quien me voy a llevar bien y con quien no. Sé reconocer a "pares". Es raro pero es así.

¿Cuántas categorías? Digamos que en este gran sistema llamado universo, más precisamente en este subsistema en particular que nos toca a nosotos, la Tierra, hay muchas "clases" de las cuales se instancian los diferentes objetos humanos. El número exacto no lo sabría, habría que preguntárselo al ingeniero que creó todo esto (pero dudo que te conteste, hoy día está muy atareado tratando de que no se le caiga el sistema).

.+°Aredhel°+. dijo...

Muy muy bueno! Aplusos para el asador!
Es tan cierto lo que decis, mira yo siempre le fui fiel a mi intuicion, como bien dice la personita de arriba mio! Con 5 minutos, si estoy de buen humor 6, de charla hago todo un curriculum sobre una persona! Se que no esta del todo bien, pero bueno, mi tolerancia tiene un limite!
Tengo dos bolsas:
1° ¨Con vos se puede hablar¨
2° ¨No quiero ni escucharte¨
Saludos y quizas haga una bolsa intermedia, ¨con vos se puede hablar, pero no estoy de humor como para escucharte¨

Un beso!