Lo suficientemente invisible como para pasar inadvertido;
lo suficientemente visible como para no tener donde esconderme

5 ene. 2005

Entrevista exclusiva

[Imaginé fama a nivel mundial. Imaginé que concedía una entrevista al más renombrado periodista del más poderoso multimedios. Pero claro... puede fallar].

Periodista: Buenos días.... eeeeeeeeeee............ me dijiste que te llamabas?
Principito: No, no, nooooo!!! Se supone que soy una celebridad universal. No podés no conocer mi nombre. Principito. Prin-ci-pi-to!
Periodista (tomando nota): Prin-ci-pi-to. Listo.

(Principito hace un 'rulo' en el aire con el dedo índice en un claro gesto de "volvamos a empezar")

P
: Buenos días Principito.
P: Buenos días señor periodista.

[N. de R.: En lo sucesivo se decide reemplazar la P de periodista por la E de entrevistador para evitar confusiones]

E (después de una pausa): Bueno... de que quieres hablar?
P: No sé! Se supone que usted es el periodista y un periodista jamás le pregunta a sus entrevistados de que quieren hablar sino que tienen preparadas de antemano las preguntas tratando de aprovechar cada minuto de la entrevista!!!
E: Si, eso en el supuesto caso de que fueras una celebridad en serio pero bien sabemos que tu fama sólo existe en tu imaginación.
P (visiblemente ofuscado): Ah bueno!!! Bravo!!! Que incisivo!!! Mediocre amarillista!!!
E: (??)
P: Me atrevo a pensar que usted ni siquiera es periodista.
E: Bueno..... hoy en día cualquiera es periodista.
P: Ajá!!! Un verdadero periodista jamás diría algo así!!! Ud. NO es periodista!!!
E (lleno de sarcasmo): Brillante deducción Principito! Tan sólo por eso merecerías algo de fama.

(Se produce un incómodo silencio en la sala sólo interrumpido por el sifón de soda que Principito acciona para servirse en su vaso de plástico preferido)

P: Bien. Aclarado el asunto de la autenticidad de nuestros roles podemos continuar?
E: Me da igual. Aún no respondiste ninguna de mis preguntas
P: Estaba reflexionando sobre el avance de la contaminación. El tema es más serio de lo que parece. Pensaba en el terrible flagelo que nosotros mismos fabricamos generando día a día montañas de desechos de los que no nos podemos librar. Ensuciamos mares, suelos, cielos y todo es una "bola de nieve" que no podemos frenar...
E: Bola de nieve no muy blanca...
P: ...
E: Uy mirá la hora que es! No te enojes pero en 10 minutos tengo clase de Tae-bo. Y no puedo llegar tarde.
P: Pero ... y la entrevista???
E: Yo después la "redondeo" en casa. No te preocupes. Chau.

No hay comentarios.: