Lo suficientemente invisible como para pasar inadvertido;
lo suficientemente visible como para no tener donde esconderme

4 feb. 2005

Animarse solo

Hoy es el día. Sí. Ya está decidido.
Agradezco a mis mayores, a los que me acompañaron hasta hoy, pero hoy me largo solo.
Muchos hasta aquí me han sostenido, me acompañaron en mi andar para que no me caiga, para que no me lastime pero ya no.
Quiero crecer, quiero seguir mi camino sin ayuda.
Sé que no será fácil. Sé que en el camino me esperan dificultades. Que es muy díficil mantener un equilibrio. Pero también sé que vale la pena intentarlo.
Que los que me aman me observen de lejos, que se compadezcan de cada caída mía, que festejen conmigo cada metro recorrido. Si de eso se trata la vida no? Pedalear constantemente, avanzar a pesar de los obstáculos.
Así que ya lo saben. Hoy es el día. Hoy le saco las rueditas a mi bici.

No hay comentarios.: