Lo suficientemente invisible como para pasar inadvertido;
lo suficientemente visible como para no tener donde esconderme

21 nov. 2008

El visitante


So, so you think you can tell Heaven from Hell,
blue skies from pain.
Can you tell a green field from a cold steel rail? A smile from a veil?
Do you think you can tell?
And did they get you to trade your heroes for ghosts?
Hot ashes for trees? Hot air for a cool breeze?
Cold comfort for change?
And did you exchange a walk on part in the war for a lead role in a cage?
How I wish, how I wish you were here.
We're just two lost souls swimming in a fish bowl,
year after year,
Running over the same old ground.
What have you found? The same old fears.
Wish you were here.
- "Wish You Were Here", Pink Floyd

Sin advertencias, siguiendo algún comando misterioso, el visitante se presenta y se abre paso.
Ya conoce el lugar, ya se sabe recurrente y poderoso, aglutinador de silencios empapelados de imágenes, fantasmas sangrantes de heridas.
Sin encontrar resistencia el visitante se adueña por un tiempo del anfitrión y -sobre la única mesa sobre la que se tejen sueños y de dibujan duelos- despliega sus armas de recuerdos con contrastes hipnóticos.

Y así, una vez más en un ciclo de espejos, el visitante me sumerge (a mí... víctima y victimario; espectador y actor) en lo que fue y ya no está, en los sueños perdidos, en la desazón infinita de la idea del Jamás.
Mi habitación se tiñe de retazos del pasado, el visitante ni siquiera sonríe satisfecho. Simplemente observa mi metamorfosis: una vez más ya no seré el mismo.
El visitante extrae por fin su espada de entre su oscuro atuendo.
Embriagado por las imágenes proyectadas de lo que fue, de lo que ya no tiene retorno, me recuesto sobre esa mesa de madera que hasta hacía un rato olía a futuro. Y el visitante como tantas otras veces atraviesa mi cabeza con su espada fría e irresistiblemente sugestiva... espada que no produce dolor, tan sólo lo despierta de su esporádico letargo.

11 comentarios:

Adrianófanes dijo...

¿Cómo anda, Princi-"pillo"? Leí muy atentamente su escrito y me ha sorprendido muy gratamente. Un texto que escapa al humor característico de esta página, pero que presenta una alta dosis (?) de misterio y fantasía. Los sueños, la espada, el visitante (¿yo soy visitante, ahora?) que se mete y que arremete contra quien ha cedido un rato la portación de la conciencia.

Me gustó. Aparte, el detalle de la canción de Pink Floyd...Sublime.

Un abrazo.

YoJimena dijo...

Perdón por el descuelgue, pero esto no era verde ?

zorgin dijo...

crisis, encrucijada, final y comienzo
capaz solo un dolor de cabeza.
una puntada.
pero, hay que volver y volver y volver a empezar.
los visitantes son solo eso, después se van, y uno queda con la sensación de vacio...
buena o mala?

SP dijo...

Algunos piensan que el visitante espadachín los despierta, otros, que los sume en un sueño no profundo, no profundo, sino como de duermevela.

Principito dijo...

Gracias adrianófanes. Como siempre tus comentarios son agüita fresca para mi autoestima.

Le cambié el look al blog vió YoJimena? Pero le diré que tampoco era verde! Eso sí, mi blog no contamina.

zorgin, es cierto, vienen y se van. A veces no podemos discernir si nos dejan sensaciones buenas o malas. Lo que es seguro es que nos modifican y ya no somos los mismos. (Se lo dice alguien que ya no está de acuerdo con el autor de este post :D)

Duermevela... SP, no puedo dejar de asociarla a ud. con esa palabra. Me atrevo a decir que figura en su Top Ten de Palabras Favoritas.

Trenaluna dijo...

uy! que temón!!! con ese tema el visitante hipnotiza y ahonda cada uno de los retazos de momentos irreconciliables con aquel futuro que no es este hoy y cala... y extrae las sensaciones; y te las da de beber y vuelven a ser sentidas pero entristecidas... cuando soy visitada me lleno de melancólicos desertares...

Principito dijo...

Trenaluna: Me parece que ud. sí captó la esencia (si es que hay tal cosa).

Trenaluna dijo...

Si la hubiera, usté sabe muy bien, es invisible a los ojos y por ende no traducible al lenguaje... entre lo invisible y las palabras se haya la intuición de la emoción, que cuando estalla, se reparte; toma forma, nota y color y llega aunque no se sepa bien de donde ni hacia donde se va...
saludos

Principito dijo...

Una esencia algo carnavalesca o me parece a mi? :D

Trenaluna dijo...

pero no es linda? jajaja...
no justifica los medios? ta ya entendí...
Principeco... entiéndase(ya no sé de cuantas variadas formas le dije, sepa disculpar mi indecisión, ya elegiré una)que lo de luz y forma y color y no sé cuantos conceptos más enumeré fue una alegoría de la alegría, porque, justamente siempre hay alguna que nos acomapaña más que las otras a cada momento y siempre se trasluce por alguna veta... hay que saber intuir...ja ja ja listo... estoy aburrida, ya me voy...

Principito dijo...

Pero vuelva pronto eh!