Lo suficientemente invisible como para pasar inadvertido;
lo suficientemente visible como para no tener donde esconderme

15 nov. 2004

Los cinco monos

(hace unos días les comenté mi percepción acerca de ser nosotros mismos sin importar la opinión de los demás) Lo que sigue es muy revelador.

Un grupo de científicos colocó cinco monos en una jaula, en cuyo centro colocaron una escalera y, sobre ella, un montón de bananas. Cuando un mono subía la escalera para agarrar las bananas, los investigadores lanzaban un chorro de agua fría sobre los que quedaban en el suelo. Después de algún tiempo, cuando un mono iba a subir la escalera, los otros lo agarraban a golpes. Pasado algún tiempo más, ningún mono subía la escalera, a pesar de la tentación de las bananas.


Entonces, los científicos sustituyeron uno de los monos. La primera cosa que hizo fue subir la escalera, siendo rápidamente bajado por los otros, quienes le pegaron. Después de algunas palizas, el nuevo integrante del grupo ya no subió más la escalera. Un segundo mono fue sustituido, y ocurrió lo mismo.

El primer sustituto participó con entusiasmo de la paliza al novato. Un tercero fue cambiado, y se repitió el hecho. El cuarto y, finalmente, el último de los veteranos fue sustituido. Los científicos quedaron, entonces, con un grupo de cinco monos que, aun cuando nunca recibieron un baño de agua fría, continuaban golpeando a aquel que intentase llegar a las bananas. Si fuese posible preguntar a algunos de ellos por qué le pegaban a quien intentase subir la escalera, con certeza la respuesta sería: "No se, las cosas siempre se han hecho así aquí..."! ¿Le suena conocido? No pierda la oportunidad de pasar esta experiencia a sus amigos, para que, de una o de otra manera, se pregunten por qué están golpeando ....y por qué estamos haciendo las cosas de una manera, si a lo mejor las podemos hacer de otra forma más efectiva.

"Es más facil desintegrar un átomo que un pre-concepto"

Albert Einstein

2 comentarios:

Dra. Lanfys dijo...

Oh! Cuántas cosas que uno hace por costumbre (ajena incluso) y cuando uno se pregunta qué estoy haciendo o de donde viene... no hay explicación!
E incluso siendo "nosotros mismos" tenemos a veces esa cuestión de inconciente colectivo que nos lleva a actuar con preconceptos o partir de variables que de por sí eran erradas.
Lamento a veces no poder despegarme de semejante escenario, pero la pregunta es si realmente podemos o tenemos un contagio masivo de actitud "las cosas siempre se hicieron asi"...

el_tipo dijo...

Impactante.
Me recuerda aquel experimento en el que al mono cabeza de familia le daba stress porque no podía alimentar a su familia.

Por otro lado, y a la inversa, ¿qué pasa con los buenos hábitos aprendidos de generación en generación, cuando por algún motivo se pierde la transmisión, y los que vienen tienen que volver a repetir todo el proceso de aprendizaje...?
La dejo picando. Excelentes posts.
Saludos.