Lo suficientemente invisible como para pasar inadvertido;
lo suficientemente visible como para no tener donde esconderme

13 ene. 2005

Destino

You can't go on
thinking nothing is wrong
Who's gonna drive you home
tonight?
- "Drive", The Cars

Esta mañana al subir al colectivo noté algo que no había notado nunca antes.
Una décima de segundo antes de soltar las monedas en la máquina expendedora de boletos detuve mi mirada en el display de la misma.
"INDIQUE SU DESTINO..." decía.
Giré mi cabeza hacia el conductor. Le dije:
- Quién lo sabe?
- 75? - me retrucó sin entender mi pregunta a la vez que metía primera con desgano y arrancaba bruscamente.
Me sostuve del caño para no caerme y continué sin dejar de mirar al chofer.
- No, no. Digo: Quien puede saberlo? Acaso usted lo sabe?
- Flaco, estoy laburando!!! De cuanto?!?! - contestó el señor colectivero sin mirarme.
Bajé la vista confundido, se hizo una incómoda pausa.
- A dónde vas?!?! -gritó ya molesto.
- Es que ni siquiera sé de donde vengo!!! -le dije.
Es ahí cuando clavó los frenos y el mismo caño que había evitado mi caída ahora me golpeaba con fuerza la mandíbula.
- Sacás boleto o te bajas! - me dijo amagando a levantarse de su butaca.
Buscando ayuda miré fugazmente a mis compañeros de viaje. Pude ver una viejita con un carrito de mandados que seguramente no había escuchado nada, una adolescente "ausente" con su discman y un hombre que se hacía el distraido mirando por la ventanilla pero que no podía ocultar una sonrisa.
Así fue que me bajé y decidí caminar. Vos no hubieras hecho lo mismo?
Cuando el colectivero arrancó pude escuchar lejanamente que me lanzaba un insulto.
Qué triste, pensé. Encima de necio, cobarde.

No hay comentarios.: