Lo suficientemente invisible como para pasar inadvertido;
lo suficientemente visible como para no tener donde esconderme

18 abr. 2005

Plegaria

I believe in the kingdom come
Then all the colors will bleed into one
Bleed into one
Well, yes I'm still running
You broke the bonds
And you loosed the chains
Carried the cross
Of my shame
Of my shame
You know I believed it
But I still haven't found what I'm looking for
- "I Still Haven't Found What I'm Looking For", U2


Ya sé que no seré de nuevo la semilla que fui, el fuego joven que pellizcaba las estrellas en una noche clara, sin temor.
Lo sé, pero quiero sentir amor al despertar de mis sueños.
No pasión, ni deseo, ni lástima... amor.
Hoy te entrego, sin más preámbulos que mi vida, todos mis sentimientos.
Un día fueron sensaciones bien diferenciadas... ya no.
Un día aceleraron mi pulso, hoy me oprimen el pecho con palpitaciones.
Dolor, bronca, amor, odio, tristeza, alegría, deseos, fantasías. Aquí te los dejo. Amargura, paz, resignación, esperanza... Acá están. Todos mezclados, todos pegoteados.
La paleta gastada de mi pintor necesita una lavada. Separar y rearmar los colores.
Es que no quiero -lo sabés- ser un metal que resuena, un "címbalo que retiñe"; de nada sirve si no tengo amor.
Mirame, aquí estoy yo de vuelta.
Y te traigo los restos de mi propia explosión... usálos, rediseñáme...
Separá los colores. Ya te lo dije?
Que otra vez seas el alfarero, como al principio.
Vos sabés más que yo cuánto hay de genuino, cuánto de fingido, cuánto de forzado.
A tu luz quedarán en evidencia las hormigas que hoy en mi plato no veo.
Si me ayudas a entenderme del todo tal vez mi camino tenga otra vez la visión, la perspectiva, el sentido...
Sí... visión, perspectiva y sentido.

No hay comentarios.: