Lo suficientemente invisible como para pasar inadvertido;
lo suficientemente visible como para no tener donde esconderme

3 may. 2005

Consejos para nuevos gerentes

La otra noche
fui a una fiesta insuperable,
donde todos eran buenos amigos
se reían
coqueteaban desenvueltos
mientras otros gastaban simpatía
-"Sin mi diablo", Babasónicos

[He recibido cientos -tal vez miles- de cartas agradeciendo los maravillosos consejos para viajar en ascensor. La vida les ha cambiado a miles de personas que los han seguido. Como Jhonny de San Francisco que me dice... uy perdon... es San Francisco Solano... En uno de sus parrafos me dice:
"Yo odiaba los ascensores. Viajar en ellos era una carga para mi! (Ni hablar de viajar en monta-cargas!). Con el fin del 1 a 1 y la caida de De La Rua me quede sin laburo y tuve que vender el auto. Asi que ya no podiamos pasear con mi familia hasta que recibimos tus maravillosos consejos y ahora nos metemos en cuanto edificio se nos cruza en el camino (???) y viajamos por horas en sus ascensores. Ademas es GRATIS! Estamos eternamente agradecidos, Principito!"]


Hoy les traigo útiles consejos para nuevos gerentes.
Tal vez ud. ha sido tocado por la varita mágica del hada empresarial y ascendió hasta un puesto jerárquico.
Bien, es hora de que conozca estos consejos que sin duda lo conducirán al éxito.Así que busque lápiz y papel y tome nota.
...
Eyy!!! Qué hace?!?! Buscando un lápiz?!??!
Noooo, mi amigo! Ud. es un gerente ahora! Ordene a su secretaria que tome nota por usted!
... Eso es.

  • Ud. ahora está para cosas grandes. No haga nada que pueda hacer un empleado suyo (a eso me referia con lo del lápiz y papel).
  • No olvide que si llegó hasta esa posición es únicamente gracias a su potencial y talento. si los demás no crecen es porque no quieren o -en su mediocridad- son incapaces de progresar y pensar en grande.
  • Métase en oficinas y sectores sorpresivamente, sin avisar, sin pedir permiso nunca y dando órdenes que en lo posible sean poco claras. Esa es una de las claves de la autoridad!
  • Cuando el sonido de su celular lo interrumpa en medio de una conversación atiéndalo y camine! No importa si no tiene que ir a ningún lugar. Simplemente camine mientras habla por teléfono.
  • No existe ninguna razón para que continúe usando expresiones del tipo "Disculpe" o "Por favor". Ellas deben ser erradicadas de su vocabulario así como realizar pedidos usando el condicional ("Podrías?", "Sería posible?").
  • Conceda entrevistas a algún empleado cuando se lo pida. (No inmediatamente, pero sí después de "bicicletearlo" unas cuantas semanas). Escúchelos. Casi siempre es perder el tiempo pero ellos tienen derecho a hacer sus reclamos. Eso sí, si nada interrumpe la charla, pongase de pié abruptamente al minuto y medio de iniciada la misma, indicándole indirectamente que su tiempo es oro y que ya le ha dedicado demasiado tiempo.
  • Las sonrisas déjelas para las reuniones con sus pares o superiores a ud. No sonría ante los que están bajo su pulgar. No le hace bien a su imagen.
  • Mentalícese con la idea de que usted busca el éxito y nada más que el éxito. Solamente lo conseguirá eliminando de su paso aquellas personas que obstaculicen el camino de sus ideas. El fin justifica los medios.
  • Cuando pida que se haga algo hágalo con vehemencia pero no con claridad. Y recuerde que un poco de presión no mata a nadie. Utilícela aún cuando no sea necesaria.
  • Por último: ni se le cruce por la cabeza compadecerse o intentar ponerse en el lugar del otro. Toda comprensión enfocada a los empleados lo condiciona para la toma de decisiones y redundará en una lamentable merma en la performance de su desempeño.

1 comentario:

Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.