Lo suficientemente invisible como para pasar inadvertido;
lo suficientemente visible como para no tener donde esconderme

11 jul. 2005

El espanto

I'm wearin' fur pyjamas
I ride a hot Potata'
It's tickling my fancy
Speak up, I can't hear you
Here on this mountaintop
Woahoho
I got some wild, wild life
I got some news to tell ya
Woahoho
About some wild, wild life
Here comes the doctor in charge
Woahoho
She's got some wild, wild life
Ain't that the way you like it?
Ho, ha! Living wild, wild life.
- "Wild Wild Life", Talking Heads

Así es la vida. Todo bien y de pronto... el espanto.
Se esfumaron en un instante los buenos momentos del día y el terror se apoderó de mí.
Sentí vergüenza, pánico. Me insulté a mi mismo, a mi desgracia.
Me encerré en el baño. Y ahí me mantuve sufriendo, oculto bajo sus frías sombras blancas.
Un sudor helado recorría mi rostro. Las sonrisas parecían tan lejanas... perdidas en un pozo oscuro sin fin.
La soltura, las ganas de conocer gente, el placer sociabilizador... todo tirado a la basura. Mi imagen: aplastada sin remedio por un macabro y minúsculo dispositivo que -sin tregua- dominaba mi mente.
Y allí estaban mis manos... temblorosas... tratando de hacerle frente al futuro, un cruel futuro que me expondría sin piedad. Ya nada será igual mañana... si es que hay un mañana para mí después de salir a la luz.
Cómo hacerle frente a ese grupo de gente que me estaba esperando?
Cómo concentrarme en el futuro de la organización y en sus metas para este semestre?
Cómo ocultar lo evidente?
En definitiva cómo salir airoso de tan prestigioso encuentro sin que nadie se de cuenta, sin que nadie note ni por un momento que se me rompió el cierre del pantalón?

No hay comentarios.: