Lo suficientemente invisible como para pasar inadvertido;
lo suficientemente visible como para no tener donde esconderme

7 nov. 2005

Luz de la noche

I have climbed highest mountains
I have run through the fields
Only to be with you
Only to be with you
I have run
I have crawled
I have scaled these city walls
These city walls
Only to be with you

But I still haven't found what I'm looking for
But I still haven't found what I'm looking for

I have kissed honey lips
Felt the healing in her fingertips
It burned like fire
his burning desire

I have spoke with the tongue of angels
I have held the hand of a devil
It was warm in the night
I was cold as a stone

But I still haven't found what I'm looking for
But I still haven't found what I'm looking for

I believe in the kingdom come
Then all the colors will bleed into one
Bleed into one
Well, yes I'm still running

You broke the bonds
And you loosed the chains
Carried the cross
Of my shame
Of my shame
You know I believed it

But I still haven't found what I'm looking for
But I still haven't found what I'm looking for
But I still haven't found what I'm looking for
- "I still haven't found what I'm looking for", U2



"Y... no te vayas!!!! Porque en el próximo bloque...".
Clic! Apagó la tele. Caminó a la cocina y abrió la heladera.
Se quedó mirando quien sabe qué. La vista perdida en algún punto entre la botella de agua mineral y el pote de dulce de leche casi vacío.
Cerró la heladera. Allí no estaba lo que él buscaba.
Puso la radio.
"Llamános. Contános lo que quieras" decía una suave voz femenina. " O si preferís dejános un mensaje con tu número para que te llamen chicos y chicas!".
Apagó la radio y se tiró boca abajo en la cama.
Allí tampoco estaba lo que él buscaba.
Un nudo en la garganta y algo parecido a un par de lágrimas lo cobijaron.
Tirado, ahora boca arriba, revisó el celular buscando algún mensaje nuevo.
Nada.
"Mejor," pensó "tampoco allí encontraré lo que busco".
Bruscamente, se puso de pié y con entusiasmo buscó una remera negra, su preferida. Se la puso, buscó las zapatillas debajo de su cama, un cinturón para sus gastados "jeans" y salió a la calle.

El sábado a la noche en el centro era un hervidero de jóvenes, destilando apariencias, compitiendo en imagen de auto-suficiencia y poder. Peinados producidos, ropas perfumadas pero por dentro tan hambrientos como él.
Pudo verlo. Pudo notarlo en cada bar, en cada esquina, en cada risa, en cada gesto. Se vió a sí mismo en noches pasadas y sintió lástima. Entendió que por ese rumbo, nadie podría ver más allá de ninguna superficie.
La noche prometía solamente más vacío. Una cuota más de mediocridad, de ese tipo de mediocridad que hace que uno trepe o se mantenga en la escala social. Esa especie de mediocridad que la mayoría festeja y disfruta cuando cada lunes se relatan las "hazañas".
Y lo supo: allí no encontraría -a pesar de haberlo creído alguna vez- lo que él buscaba.
Recordó los amigos que ya no están. Recordó los amores perdidos. Recordó los momentos que nunca jamás olvidaría.
Se miró las manos. Sí, él estaba vivo. Todavía estaba vivo.
Recordó el lejano mar, las playas... Y se alejó del ruido lo más que pudo con paso firme. Busco un lugar oscuro. Un banco de plaza hizo de tibia arena y allí, tendido, contempló incansablemente ese cielo infinito y en él a esas estrellas que lo habían visto crecer.
Tantas cosas habían pasado... algunas más posiblemente estarían por pasar...
Una vieja canción le vino a la mente y sin que él lo note, la canción abrió sus labios y lo hizo cantar.

Aún sin hallar lo que su alma anhelaba se sintió en camino. Reconoció las señales y tuvo paz.
Se sintió en camino.

No hay comentarios.: