Lo suficientemente invisible como para pasar inadvertido;
lo suficientemente visible como para no tener donde esconderme

16 mar. 2009

El 2do nacimiento

I've seen it all, I have seen the trees,
I've seen the willow leaves dancing in the breeze
I've seen a man killed by his best friend,
And lives that were over before they were spent.
I've seen what I was - I know what I'll be
I've seen it all - there is no more to see!
- Björk & Thom Yorke, "I've Seen It All"

El niño se tapó en la cama dispuesto a recibir alguna historia como dulce preámbulo en la antesala de los sueños. Su padre agotado por el trabajo del día tomó su mano derecha sabiendo que afrontaba el último esfuerzo antes del descanso (y por cierto uno que valía la pena afrontar). El niño cerró los ojos y una vez más escuchó a su padre...

"Y así reinó la paz en la comarca y ya no existió la maldad"...

"Y vivieron felices por siempre"...

"Y el malvado brujo fue encerrado y la princesa se reencontró con su apuesto prometido para vivir por siempre juntos"...


Los finales escuchados en nuestra infancia son increiblemente discrepantes con los que vivimos día a día. Nos han llenado la cabeza con fantasías, escenarios de justicia ideal, mundos de perfecta armonía. Así, si nos portamos bien recibiremos el mejor regalo, si tenemos algún problema en la calle un buen policía estará dispuesto a ayudarnos, si un hombre malo nos quiere hacer daño muy pronto será encerrado entre rejas, si padecemos alguna dolencia algún noble médico nos indicará lo que mejor sea para nosotros...

Nada es como nos dijeron. Un día crecemos, un día la vida nos abofetea con furia, sin anestesia, sin remedio y nos deja desnudos, llorando, de cara a lo desconocido.

Un niño se sentó en la vereda junto al Sabio.
-Por qué no son felices? -preguntó el niño observando los rostros serios pasar sin expresión por la vereda; de a miles dirigiéndose hacia alguna parte del Vasto Ningún Lugar.
El Maestro titubeó un instante. No era para nada habitual verlo dudar. En esta ocasión prefirió hablar, tal vez un poco cansado él mismo de atesorar sabiduría y tener tanto reparo a la hora de elegir un destinatario
-Aunque parezca mentira se pasan todo la vida adulta intentando reponerse del impacto... del profundo impacto que es este mundo.
-El impacto de nacer?
-No... el impacto de crecer... ese es el segundo nacimiento.

9 comentarios:

zorgin dijo...

a lo largo de mi vida me han tratado de inmaduro en infinidad de oportunidades, con cara agria, cuál si fuera un insulto...
generalmente, gente con el ceño fruncido y el gesto adusto, seguramente son cicatrices de las batallas por crecer...
tal vez la confusión esté entre ser maduro y ser egoista (tal vez crean que es lo mismo), no lo sé...
pero hoy por hoy, lejos de ser Peter Pan, acepto mis limitaciones, y no sé si quiero crecer a ese costo.

Trenaluna dijo...

Hoy al levantarme curiosamente estaba pensando en borrador un posto sobre Shakespeare y su Romeo y julieta; quería alegar en su contra; pedirle cuentas sobre el legado gusto por el desventurado amor y esas extravagancias del amor salmón...
Concuerdo con eso de que nos pasamos la vida intentando recuperarnos del impacto de crecer y me has hecho sacar del cajón varios pensamientos inconclusos, porque es mi parecer que volvemos a nacer -con todo lo que ello implica- en cada situación de dolor; Kafka supo decirlo así "El dolor es el elemento positivo de este mundo, más bien el único vínculo entre este mundo y lo positivo en sí."

.:. chirusa .:. dijo...

me hiciste acordar:


...........
Mi padre trató de llenar con fantasías
y ocultar las cosas que yo ya veía,
más aquellos angeles ahora ya
se fueron después que crecí.

Y en aquella infancia ahora tan distante
y aquellos angeles que en el tiempo ya perdí.
Mi padre sentía lo que yo siento ahora
Después que crecí.

Ahora sé lo que mi padre
quería esconderme.
A veces las mentiras
también ayudan a vivir.

Tal vez un día a mi hijo
yo también tenga que mentir
y hacer más lindos los caminos
que él un día va a seguir.



¿qué mas?

diten dijo...

Justo estaba pensando en lo que dice Chirusa, lamentablemente no tengo la posibilidad de decirlo de esa manera.

Principito dijo...

zorgin: Inmaduro comentario por cierto :D

Trenaluna: Interesante lo de este muchacho Kafka. Gracias por el aporte.

.:. chirusa .:.: Quién escribió eso??? Fue usted?

diten: Tal vez con la ayuda de algún software... je

.:. chirusa .:. dijo...

naaaaaaa
qué voy a ser yo!!! ojalá!
(pensé que quedaba claro con la itálica

es una canción de Roberto Carlos (lamento haber omitido citarlo)

acá lo puede escuchar

Principito dijo...

.:. chirusa .:.: Ah qué susto! :D

Gracias por el link!

zorgin dijo...

merde!...
Ud tambien!?

Adrianófanes dijo...

Yo todavía sueño con historias en que los villanos alguna vez ganen y que pongan en evidencia qué frágiles es el mundo con finales felices. De vez en cuando no estaría mal algún puñal del Guasón a Batman, o que Superman sea descubierto o que Spiderman llore o que tantos otros más se muestren aunque sea un poquito más humanos.

Y con relación a lo que dijo el Sabio, bueno... He ahí un supuesto héroe que no puede dejar de nacer y de sufrir al mismo tiempo; pero que en el fondo busca la contemplación para sobrellevar sus días.

Un abrazo.