Lo suficientemente invisible como para pasar inadvertido;
lo suficientemente visible como para no tener donde esconderme

27 mar. 2009

En trance

Crucé la puerta y avancé viendo como las imagenes se iban distorsionando hacia los costados. Grabé en mis retinas tu rostro, tus ojos y buscando tinieblas para no quemar la imagen, corrí lo más que pude. Quiero estar cerca pero me alejo, excavando hoyos en el asfalto fresco, untando mi propio pan con las mermeladas de naranja más amargas... (Me gusta el color naranja... para todo, para lo que sea, es mi preferido). Escuché tu voz pero con gran esfuerzo conseguí no darme vuelta.
Y así, con tu nombre en un puño salí en una loca carrera escapista, para buscarte estando lo más lejos posible, para olvidarte porque ya no podía olvidarte, para eludirte ya que siempre me evitaste.

8 comentarios:

Trenaluna dijo...

Bueno... que decir...
vió que planear el escape perfecto de lo que está dentro de uno es una quimera harto imposible, una ilusión en el sentido estricto del término...

Quiero decir, poder escapar de nuestras ilusiones es una verdadera ilusión...

bello, muy bello eso de "con tu nombre en un puño salí en una loca carrera escapista, para buscarte estando lo más lejos posible, para olvidarte porque ya no podía olvidarte" ;)

zorgin dijo...

entrance, dícese de la entrada o puerta de entrada...
hable con el autor y dígale, por favor, que su subconciente nos manda mensajes contradictorios. ;)

Anónimo dijo...

vida junkie. nunca suficiente. es el espiritu de los tiempos. vea el merval nada mascecilia

Trenaluna dijo...

estem...
zzzzzzzzzzzzzzzz...
no será que se le está pasando la mano con esto de "principeco ocupedo"... prohibido hablarle al conductor...
eso...

Adrianófanes dijo...

La dinámica de la seducción, de las cercanías y las historias no correspondidas. Cuánto cabe en una mirada, cuánto en un abrir y cerrar de ojos; y cuánto que se pierde a través de los silencios.

En trance... me gustó.

Principito dijo...

Trenaluna: Seee... escapar de uno mismo, tiene ud. razón: es imposible. Alguien una vez me lo dijo de la siguiente manera: "Quién escapa de sí mismo nunca dejará de correr".

zorgin: Sabe que pensé mucho sobre esa misma asociación?

anónima Cecilia: No, merval no por favor. Prefiero vivir.

Adrianófanes: Y qué sería de la literatura sin historias no correspondidas no? Saludos.

Trenaluna dijo...

Bien ahí!!! apareció!!! como van sus cosas? ya está? o dejó de estar entrance?... con contradicción y todo se lo pregunto eh...
beso abrazo!

Principito dijo...

;)